Escúchenos en línea

Protestan norma EU sobre ADN de inmigrantes detenidos

Santa Ana. La Voz.com. | 9 de Enero de 2009 a las 00:00
Activistas a favor de los derechos de los inmigrantes expresaron el viernes su rechazo a una nueva normativa que obliga a obtener pruebas de ADN de inmigrantes detenidos. La decisión del Departamento de Justicia, que entró en vigencia el viernes, obliga a las agencias federales a obtener muestras de ADN de extranjeros detenidos por las autoridades estadounidenses. La norma fue propuesta el año pasado. La base federal de datos recibirá 1,2 millones de ejemplares de ADN al año, calcularon funcionarios del departamento. Otra normativa que ha provocado la oposición de grupos que luchan a favor de los derechos de los inmigrantes es la impuesta por el fiscal general Michael Mukasey y que impide a inmigrantes que se enfrentan a la deportación a reabrir sus casos debido al mal trabajo de sus abogados. Charles Miller, un portavoz del Departamento de Justicia no dijo por qué Mukasey impuso la normativa de 33 páginas en estos momentos. La decisión llega después de que varios inmigrantes a punto de ser deportados pidieran que se retomara de nuevo su caso debido a la mala representación de sus abogados. Abogados de inmigración han reaccionado diciendo que la decisión de Mukasey amenaza los derechos de los inmigrantes a tener una audiencia justa frente a un juez y afecta a una comunidad que es una víctima frecuente del fraude. "Hay gente que finge ser abogado y que dice a un cliente 'soy abogado y voy a representarte' y después no lo hacen", explicó Nadine Wettstein, directora del Centro de Acción Legal de la Fundación Estadounidense de Derecho de Inmigración. "La nueva normativa parece decirle, «mala suerte» a los inmigrantes cuando ocurren estas situaciones". Nikhil Shah, un abogado de inmigración en Los Ángeles, dijo que casi perdió su oportunidad de obtener un permiso de residente permanente cuando fue engañado por un asistente que fingió ser abogado y que manejó de forma incorrecta su solicitud. Shah, que nació en India, explicó que es muy fácil engañar a un inmigrante que no habla inglés o no conoce la ley. Sin embargo, Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios de Inmigración, dijo que los inmigrantes necesitan asumir sus responsabilidades cuando escogen un abogado. "El concepto es completamente válido. Los casos de deportación no son procedimientos criminales, así que nadie tiene derecho a ningún tipo de abogado, no digamos a uno bueno", dijo Krikorian, cuya organización está a favor de imponer límites a la inmigración.

Descarga la aplicación

en google play en google play