Escúchenos en línea

Religiosos repudian directrices del Departamento de Justicia

Nueva York. EFE. | 10 de Enero de 2009 a las 00:00
La Coalición Nacional Latina de Ministros y Lideres Conciliares Cristianos (CONLAMIC) repudió este sábado las nuevas medidas tomadas por la administración del presidente George Bush contra los indocumentados. "La decisión es el mayor golpe al movimiento de los derechos civiles. El derecho a representación legal es una de las más básicas provisiones de la Constitución", señaló el reverendo Miguel Rivera, presidente de CONLAMIC. Rivera se refirió a que el Departamento de Justicia decidió que los inmigrantes que enfrenten deportación no tienen derecho a un abogado de oficio y si contratan uno privado deben hacerlo sin que ello signifique gastos para el gobierno. También informó de que esos inmigrantes no tienen garantizado el derecho de reapertura de sus casos si el alegato es que sus abogados no han ejercido una defensa apropiada. La decisión del Departamento de Justicia fue criticada de inmediato por activistas pro inmigrantes que cuestionaron además que haya sido tomada dos semanas antes de la toma de posesión de Barack Obama como presidente de la nación, el próximo 20 de enero. Según CONLAMIC, la decisión de negar el debido proceso de ley y el derecho constitucional a representación legal, "es inaceptable" y urgió al secretario de Justicia de EEUU, Michael Mukasey, a revertir su decisión "inmediatamente". Rivera, que también calificó de "inmoral" la decisión de Mukasey, destacó que los inmigrantes indocumentados están sufriendo debido al actual sistema migratorio de este país y destacó que líderes religiosos a través de la nación han escuchado su llanto de que han sido defraudados por abogados corruptos y notarios públicos, y por haber perdido el dinero que con tanto esfuerzo ganaron. "La decisión de negar a estos individuos su esperanza a un debido proceso y representación legal es un cruel golpe a los derechos humanos y permitirá grandes abusos", reiteró el líder religioso. Agregó que el sistema de inmigración debe tratar con la humanidad y el respeto que se merecen a los indocumentados, que contribuyen "grandemente" a nuestra nación. CONLAMIC se ha unido también a los esfuerzos nacionales del congresista demócrata por Illinois Luis Gutiérrez, de recaudar firmas de ciudadanos y residentes legales que reclaman a sus familiares con órdenes de deportación y que presentarán a Obama en busca de que la reforma migratoria sea una de sus prioridades en los primeros 100 días de gobierno.

Descarga la aplicación

en google play en google play