Escúchenos en línea

Nueva ley en Utah da a policía funciones migratorias

Denver. EFE. | 13 de Enero de 2009 a las 00:00
Una ley que entrará en vigor en julio próximo en Utah abre la posibilidad de que, por medio de demandas judiciales, la población obligue a los departamentos de policía locales a cumplir con funciones migratorias, advirtió el jefe de la policía de Salt Lake City. En declaraciones a los medios locales Burbank puntualizó que la ley SB08-81 incluye un artículo que permite que los ciudadanos presenten demandas judiciales contra el gobierno o contra agencias del gobierno, si creen que dichos organismos no están haciendo lo suficiente para hacer cumplir la ley. Para Burbank, la ambigüedad del lenguaje empleado en la redacción de la ley significa que alguien puede demandar ante la justicia al Departamento de Policía de Salt Lake City con el expreso propósito de que los uniformados locales indaguen la situación migratoria de cada persona a que la policía contacta. Si tal demanda judicial fuese realmente presentada y tuviese la aprobación de la corte, todos los oficiales del Departamento de Policía de Salt Lake City deberían obtener la certificación federal para poder cumplir las funciones que la potencial demanda les exigiría. La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) creó en 2003 el programa ICE ACCESS, o Acuerdo de Cooperación en Comunidades para Mejorar la Seguridad, comúnmente conocido como programa 287(g) por la sección del Acta de Inmigración y Nacionalidad que le dio origen. El programa permite que, por medio de un acuerdo entre ICE y un departamento de policía, un grupo de agentes de ese departamento reciban capacitación federal para cumplir con funciones migratorias específicas. En la actualidad 63 departamentos de policía y más de 840 agentes forman parte del programa. Una potencial demanda, obligaría al Departamento de Policía de Salt Lake City a integrarse al programa 287(g). "Los abogados de la municipalidad sienten que no hay dudas que alguien nos podría demandar, forzándonos a realizar acciones que no queremos," manifestó el lunes el jefe policial. La razón por la que Burbank se opone a que la policía cumpla con funciones migratorias es que, en su opinión, la doble función local y federal tendría un impacto negativo en la investigación de crímenes al dificultar la interacción entre los agentes y el público. Burbank especificó que llegó a esa conclusión tras varias consultas con dirigentes de grupos minoritarios y de inmigrantes. A mediados de diciembre pasado, el Comité Interino de Inmigración del Legislativo de Utah, encargado de sugerir la mejor manera de implementar la ley SB08-81, propuso crear un grupo policial multi-jurisdiccional, con un costo anual de un millón de dólares, para arrestar a los inmigrantes acusados de crímenes o delitos. La legislatura aún no ha aprobado esa propuesta.

Descarga la aplicación

en google play en google play