Escúchenos en línea

Reid niega que plan de estímulo beneficie a indocumentados

Washington. EFE. | 29 de Enero de 2009 a las 00:00
El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, desmintió este jueves las acusaciones republicanas de que el plan de estímulo que debate el Congreso beneficiará a los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. Durante un encuentro con los periodistas del Capitolio, Reid y otros senadores demócratas defendieron el plan de estímulo que será votado en el Senado la próxima semana como un antídoto para la enorme crisis económica que azota al país. Algunas fuentes legislativas republicanas han aseverado que el plan de 819.000 millones de dólares aprobado la noche del miércoles por la Cámara de Representantes permitiría que los inmigrantes indocumentados reciban créditos tributarios por hasta 500 dólares por trabajador o mil dólares por pareja. La medida, añaden, no exige que los trabajadores presenten su Seguro Social para obtener el crédito tributario -como sucedió con los recortes de impuestos de febrero de 2008-, lo que crearía un resquicio para los indocumentados. Preguntado por Efe al respecto, Reid, insistió en que no hay nada "ilegal" en el plan de estímulo económico y mostró indignación con las tácticas de la bancada republicana. "Esta legislación está dirigida a la gente que está trabajando legalmente en nuestro país, de eso se trata. Me parece que es hora de que los republicanos obtengan un material de lectura distinto", explicó Reid. "¿Cuándo van a dejar este asunto de los inmigrantes ilegales? Este proyecto de ley no tiene nada ilegal en lo que se refiere a inmigración. Se trata de crear empleos para la gente que está legalmente en este país", enfatizó. La Cámara de Representantes aprobó la noche del miércoles el plan de estímulo pero sin el apoyo de la minoría republicana, lo que echa por la borda la búsqueda de consenso con la oposición que impulsa la Casa Blanca. Los republicanos han dejado en claro que intentarán modificar el plan de estímulo cuando sea votado en el pleno del Senado, porque consideran que para reactivar la economía se requieren más recortes de impuestos para las clases media y empresarial. La versión de la Cámara tendrá que ser conciliada en un proceso bicameral con la que salga del Senado, con la idea de enviar el proyecto de ley al presidente Barack Obama para el próximo 16 de febrero.

Descarga la aplicación

en google play en google play