Escúchenos en línea

Inmigración pone en libertad a un periodista que pidió asilo

El Paso. EFE. | 31 de Enero de 2009 a las 00:00
Tras siete meses de reclusión en el Centro de Detenciones de El Paso (Texas), el periodista Emilio Gutiérrez Soto, de 45 años, fue puesto en libertad de manera inesperada. "Me cayó de sorpresa, no me lo esperaba", dijo este sábado Gutiérrez a un grupo de periodistas reunidos en la oficina de su abogado Carlos Spector, después de ser puesto en libertad el jueves por la tarde. "Agarra tus cosas que te vas", le dijeron los funcionarios de prisiones al periodista, según contó él mismo. Spector indicó que durante siete meses solicitaron que las autoridades migratorias permitieran al periodista, que trabajaba para "El Diario del Noroeste", distribuido en Ascensión (Chihuahua), quedar en libertad mientras gestionaba el proceso de asilo político. "Pero lo retenían aduciendo que no se había demostrado que Emilio Gutiérrez no era un peligro para la sociedad", dijo el abogado. "Todavía no me creo que después de siete meses de lucha por salir de un momento a otro esté libre", dijo Gutiérrez Soto, tras indicar que su mayor deseo es reunirse con su hijo, Oscar, de 15 años de edad. El periodista y su hijo cruzaron la frontera en junio, se entregaron a las autoridades de Aduanas y Protección Fronteriza en un cruce internacional de El Paso y solicitaron el asilo porque temían por sus vidas en México. En su solicitud de asilo, Gutiérrez aseguró que fue amenazado después de escribir artículos relacionados a las tácticas del ejército mexicano en su lucha contra el narcotráfico. Agregó que hace casi un año un grupo de soldados le amenazaron en una reunión celebrada en un restaurante de Ascensión, lugar de donde es originario. Poco después, un grupo de soldados con las caras cubiertas por máscaras le despertaron a él y a su hijo en busca presuntamente de armas y drogas. Aun así, el reportero siguió escribiendo y cuando un amigo le indicó que los soldados planeaban asesinarlo decidió refugiarse en Estados Unidos. "A México no regreso, hasta que no cambien las condiciones y se garantice la seguridad de quienes trabajamos como informadores", señaló. Spector atribuyó la repentina liberación de Gutiérrez al equipo del presidente Barack Obama, que se comprometió a dar fin a la tortura y tramitar los casos de los refugiados. Consideró también que se trató de evitar escándalos al respecto, ya que un equipo de televisión pretendía dar a conocer del periodista. El abogado, que cuenta con varios casos de asilo político, dijo que con la prolongada retención de refugiados, mientras se resuelven sus casos de asilo, las autoridades migratorias buscan que muchos desistan y regresen a México. "Gutiérrez es mi cliente que mas tiempo aguantó encerrado", afirmó, tras señalar que las autoridades migratorias temen que los periodistas comiencen a pedir asilo político. El caso del periodista fue criticado también por el grupo de Reporteros sin Fronteras, cuyos representantes viajaron a la ciudad de El Paso para documentar el caso del reportero mexicano. Gutiérrez indicó que espera seguir dedicándose a su tarea de informador desde Estados Unidos y adelantó que, por ahora, su anhelo es reunirse con su hijo Oscar, que fue liberado a las pocas semanas de haber sido detenido. El representante del Centro de Detenciones del Servicio Aplicación de las Leyes Migratorias y Aduanales, Alfredo Campos, declinó opinar en el caso aduciendo el derecho a la confidencialidad.

Descarga la aplicación

en google play en google play