Escúchenos en línea

Propuesta ley busca bajar costos universitarios a inmigrantes

Denver. EFE. | 4 de Febrero de 2009 a las 00:00
Una propuesta de ley para otorgar matriculas universitarias reducidas a estudiantes indocumentados de Colorado puede beneficiar también a adultos que terminan la secundaria y quieren continuar con una carrera universitaria, según un especialista. "En la zona metropolitana de Denver tenemos cerca de 700 estudiantes enrolados en nuestras clases para el diploma de educación general (GED en inglés)", dijo este miércoles a Efe el profesor Pablo Castellanos, miembro del grupo de instructores del Centro AMISTAD en la ciudad de Boulder. "Si la ley se aprueba y ellos pueden seguir estudiando en la universidad, será una motivación muy grande para ellos", comentó. El martes, el senador estatal Chris Romer (demócrata de Denver) presentó el proyecto de ley SB09-170 para que se autorice a que las personas que hayan completado tres años de sus estudios secundarios en Colorado o que se inscriban en una universidad hasta cinco años después de obtener localmente su GED reciban aranceles universitarios reducidos sin importar su situación migratoria. "Firmemente creo que no debemos castigar a los niños por las decisiones de los adultos", manifestó el legislador al presentar su propuesta. El proyecto de Romer cuenta con el respaldo de dos senadores estatales latinos, Paula Sandoval y Abel Tapia (ambos demócratas) y de dos dirigentes republicanos Dick Monfort, presidente de la mesa directiva de la Universidad del Norte de Colorado en Greeley, y Frank Tijerina, presidente de la Asamblea Republicana Hispana de Colorado. Castellanos recalcó la importancia que la implementación de esta iniciativa tiene para sus estudiantes adultos, ya que reduciría notablemente el costo de la educación universitaria. En la actualidad, la colegiatura para residentes en Colorado en las universidades públicas oscila entre los 2.300 dólares y los 4.200 dólares por año, mientras que los estudiantes sin domicilio en este estado (entre los que figuran los indocumentados) pagan entre 7.000 dólares y 11.700 dólares por año. Además, dijo Castellanos, sus alumnos cursan los estudios de GED en español mientras aprenden inglés. Por eso, si la ley se aprueba, para esos estudiantes ni el hecho de carecer de documentos inmigratorios ni el haber completado el GED en español serán impedimentos para llegar a la universidad. El proyecto SB09-170 pasó al Comité de Educación del Senado de Colorado, donde próximamente será debatido.

Descarga la aplicación

en google play en google play