Escúchenos en línea

FMI: remesas para México caerán más de 9% este año

Washington. EFE. | 13 de Febrero de 2009 a las 00:00
México recibirá este año 21.300 millones de dólares en remesas, un 9,4 por ciento menos que en el 2008, según dijo este viernes el Fondo Monetario Internacional (FMI), lo que será un golpe para una economía que está al borde de la recesión. "Muchas de las remesas vienen de estados (en Estados Unidos) y sectores que se han visto particularmente perjudicados por la crisis", explicó a la prensa Vikram Haksar, el encargado de México en el FMI. California, Florida y Nevada, los tres estados más afectados por la crisis inmobiliaria, también están entre las zonas con mayor población mexicana. Además, el alto porcentaje de empleo mexicano en construcción significa que esta crisis tendrá un impacto importante en la capacidad de los inmigrantes de enviar dinero a sus familias, explicó el Fondo, que este viernes divulgó su revisión anual de la economía de México. La caída de las remesas, que ascienden al 2,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, es especialmente preocupante porque llegan a familias de baja renta, que tienden a ahorrar menos que las personas con más recursos, por lo que habrá una bajada en la demanda interna. Ese golpe se verá atenuado porque los inmigrantes que no han perdido su trabajo en Estados Unidos suelen mandar más dinero a sus casas cuando la situación empeora en México y cuando el peso se deprecia, según el análisis del Fondo. El flujo del dinero de los mexicanos en el extranjero se estancó en 2007, cuando alcanzó los 23.800 millones de dólares y está en caída desde entonces. Los envíos registrarán su mínimo este año, al sumar 21.300 millones de dólares, y se recuperarán el año que viene, con 800 millones adicionales. Sólo sobrepasará el nivel de 2007 en 2011, cuando las remesas llegarán a los 24.400 millones. Haksar indicó que las medidas de estímulo fiscal adoptadas por el Gobierno mexicano intentan paliar el impacto de la caída de las remesas al invertir en infraestructuras y dar apoyo a las pequeñas y medianas empresas para que mantengan el empleo. Ese programa de gasto equivale al 1,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y generará un crecimiento de la misma magnitud en la economía, de acuerdo con el Fondo. Pero puede que no sea suficiente. "Si la situación económica se deteriora aún más o por un período mayor que lo anticipado, pudiera existir margen para un relajamiento adicional de la política fiscal en 2009" y para aplazar el fin de las medidas de estímulo, ahora previsto para el 2010, recomendó el Consejo Ejecutivo del FMI. Con la bajada de la inflación existe asimismo "cierto margen de maniobra" para que el banco central reduzca de nuevo las tasas de interés, opinó ese órgano, en el que están representados los 185 miembros del Fondo. David Robinson, director adjunto del departamento de América Latina, dijo a la prensa que los últimos datos revelan un parón más brusco que lo anticipado en la economía mexicana. El Fondo cree que este año se contraerá por encima del 0,3 por ciento calculado inicialmente, aunque no quiso dar una cifra exacta. El Gobierno, por su parte, prevé un crecimiento nulo o un decrecimiento de hasta el 1 por ciento. Para 2010, el organismo prevé, por ahora, una recuperación gradual de México, cuyo PIB aumentará un 2,1 por ciento. Haksar explicó que la entidad cree que el peso está "algo infravalorado", lo que "no es una sorpresa" en vista de su caída marcada en los últimos meses. El funcionario del FMI dijo que en el actual entorno es de esperar que los mercados amplifiquen los movimientos cambiarios por encima de los valores razonables. Esa bajada del precio del peso será por lo menos un incentivo para que los inmigrantes envíen más dólares a sus familias, que al cambio tienen un valor mayor.

Descarga la aplicación

en google play en google play