Escúchenos en línea

Colorado debate reducir aranceles universitarios a indocumentados

Denver. EFE. | 16 de Febrero de 2009 a las 00:00
De los siete proyectos de ley relacionados con inmigración presentados en Colorado, seis ya fueron rechazados por la mayoría demócrata y el único que aún se debate es el que propone reducir aranceles universitarios a hijos de indocumentados. La medida SB09-170, del senador Chris Romer (D-Denver e hijo del ex gobernador de Colorado, Roy Romer), autoriza a las personas que hayan completado tres años de sus estudios secundarios en Colorado o que se inscriban en una universidad hasta cinco años después de obtener localmente su GED reciban aranceles universitarios reducidos sin importar su situación migratoria. Al presentar su propuesta a principios de este mes, Romer indicó que su motivación principal era "evitar que se castigue a los niños por las decisiones de los adultos", afirmando que si los estudiantes saben que podrán continuar con una carrera universitaria "trabajarán con empeño y no abandonarán la escuela". De hecho, según Romer, si su proyecto se implementa, habrá más estudiantes hispanos hijos de indocumentados que quieran aprender inglés y continuar con una carrera universitaria, facilitando así la integración social de esos jóvenes y favoreciéndolos en caso de que una eventual reforma migratoria les permita su regularización. El proyecto, que comenzará a debatirse el próximo 25 de febrero, cuenta con el respaldo de dos senadores estatales latinos, Paula Sandoval y Abel Tapia (ambos demócratas) y de dos dirigentes republicanos, Dick Monfort, presidente de la mesa directiva de la Universidad del Norte de Colorado en Greeley, y Frank Tijerina, presidente de la Asamblea Republicana Hispana de Colorado. En un comunicado difundido este domingo, Monfort (uno de los dueños del equipo de béisbol Colorado Rockies) expresó que su respaldo se debe a que "no tiene sentido gastar el dinero que se gasta para que un alumno hijo de indocumentados complete su escolaridad primaria y secundaria (como lo exigen las leyes federales) y luego se le niego el próximo paso, el paso final y más importante". En la actualidad, la colegiatura para residentes en Colorado en las universidades públicas locales oscila entre los 2.300 dólares y los 4.200 dólares por año, mientras que los estudiantes sin domicilio en este estado (entre los que clasifica a los indocumentados) pagan entre 7.000 dólares y 11.700 dólares por año. Entre los proyectos derrotados por la mayoría demócrata uno buscaba impedir que un indocumentado se declarase culpable de algún delito para evitar su deportación, mientras que otro pedía que se calificara de "significativo peligro" a cada indocumentado acusado de un crimen que quedase en libertad condicional. Una tercera propuesta hubiese exigido a cada empresa privada de Colorado utilizar el sistema federal de verificación de documentos ("E-Verify") para comprobar el estatus de potenciales empleados. Otra solicitaba exigir prueba de ciudadanía para inscribirse para votar, mientras que otra iniciativa propuso incautar los vehículos de las personas indocumentadas. La medida restante quería acelerar el otorgamiento de licencias de conducir de Colorado para inmigrantes temporales que llegasen con visas de trabajo. Las dos iniciativas más debatidas fueron HB09-1146 (requisitos para votar) y SB09-23 (verificación de documentos). El proyecto de ley HB09-1146 ya no podrá ser debatido nuevamente este año, mientras que la SB09-23, del senador Dave Schultheis (R-Colorado Springs) fue rechazada por el Comité de Asuntos Estatales del Senado de 3 a 2. Schultheis lamentó el rechazo de su proyecto, indicando que era una manera de impedir que "millones de dólares del paquete de estímulo económico, es decir, dinero aportado por los contribuyentes, lleguen a manos de inmigrantes indocumentados".

Descarga la aplicación

en google play en google play