Escúchenos en línea

Carolina del Sur identificará a pandilleros indocumentados

Charlotte. EFE. | 26 de Febrero de 2009 a las 00:00
Las autoridades de Carolina del Sur han recurrido a la tecnología para identificar a los pandilleros indocumentados que operan en este estado considerado por las organizaciones delictivas como un "nuevo territorio". Esta semana fue presentada durante una conferencia regional sobre pandillas en Greenville, al norte del estado, SCGangNet, la nueva base de datos que utilizarán las agencias del deber para introducir la información de los pandilleros. Phil Reta, presidente de la Asociación de Investigadores de Pandillas de Carolina del Sur, explicó a Efe que la nueva tecnología permitirá a los oficiales compartir, de manera más "amigable", la información recopilada con otras agencias a nivel nacional. El gobernador Mark Sanford firmó una ley en junio de 2007 para que la División del Orden Público Estatal (SLED) creara la base de datos que incluirá fotografía, nombre, afiliación de pandilla, nacionalidad, edad, lugar de nacimiento, nombre de escuela y estado migratorio del individuo. De acuerdo con SLED, para que los datos de una persona sean introducidos al sistema debe cumplir con uno de ciertos parámetros como ser pandillero; identificarse como miembro de pandilla, bien sea por un padre, guardián o informante, haber sido arrestado más de una vez por actividades relacionadas con pandillas, entre otros. "Cuando el pandillero admita que está ilegal en el país será puesto a las órdenes de inmigración aunque esta agencia tendrá acceso a la información un vez recopilada", confirmó Reta este jueves a EFE. Un ejemplo es que el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) corroboró el miércoles que el intento de asesinato contra un alguacil del condado Lexington, al norte del estado, y su canino, ocurrido el pasado 3 de febrero, fue un acto de "iniciación de pandilla". ICE reveló que los tres sospechosos de 15, 17 y 20 años de edad, son miembros de la pandilla SUR-13 y se encuentran en el país de manera ilegal. Hasta el momento, SLED ha identificado a 350 organizaciones delictivas en Carolina del Sur, y según Reta las más peligrosas, mejor organizadas y con mayoría de miembros son la Mara Salvatrucha (MS-13), Sureños y 18th Street. En 2004, el número de pandillas sólo eran 84, responsables de cometer 370 delitos y para el 2007, alrededor de 950 crímenes fueron atribuidos a estas organizaciones delictivas. "A medida que la población latina ha crecido en Carolina del Sur también el número de pandillas como consecuencia de este fenómeno", apuntó Reta, quien agregó que "si la comunidad no denuncia los crímenes de pandilleros no podremos ayudarlos". En declaraciones a los medios, Joe Wilson y Henry Brown, ambos congresistas republicanos de Carolina del Sur, admitieron que las pandillas organizadas con conexiones internacionales "ya están operando en el estado". Según los congresistas, una de estas es la MS-13, que de acuerdo con un reporte del Servicio de Investigación del Congreso, mantiene relaciones con grupos terroristas como Al-Qaeda en Afganistán. Al igual que en otras partes del país, la MS-13 en este estado financia sus actividades delictivas con dinero proveniente del tráfico y venta de narcóticos provenientes de los carteles mexicanos de drogas. En los últimos años, Carolina del Sur se ha convertido en un punto de distribución de narcóticos hacia los mercados de California, Florida, Georgia, Nueva York, Texas y México, según la Agencia Anti-Drogas Estadounidense (DEA). Para la DEA, la ubicación de este estado en la Interestatal 95 y 85, entre Nueva York y Florida, la convierte en un "punto estratégico" para los traficantes de marihuana, cocaína, metanfetamina y heroína del sureste del país. Durante la conferencia, Walt Wilkins, fiscal federal, afirmó que algunas pandillas en Carolina del Sur no muestras señales típicas de sus actividades como graffitis o no son "tan organizadas "como en otros estados pero representan un "problema creciente". "Es esencial identificar a los pandilleros, mantenerlos vigilados, y esta base de datos nos permitirá cumplir esa labor", añadió Reta. Aunque los datos de una persona sean introducidos en la base de datos, estos pueden ser eliminados si el pandillero no es acusado de cometer algún delito durante cinco años.

Descarga la aplicación

en google play en google play