Escúchenos en línea

Grupo pro-inmigrante de Colorado patrullarán calles con policías

Denver. EFE. | 27 de Febrero de 2009 a las 00:00
Las autoridades policiales de Aurora, un suburbio al este de Denver, autorizaron que miembros de uno de los principales grupos pro-inmigrantes de Colorado viajen en las patrullas para fomentar el diálogo entre agentes y latinos. Sabrina Karim, directora de participación cívica de Derechos Para Todos, dijo este viernes a Efe que la iniciativa, que inicia el sábado, busca "reducir el temor y mejorar las relaciones entre el Departamento de Policía de Aurora y la comunidad inmigrante". "La idea surgió luego de un foro comunitario con la policía de Aurora en octubre del año pasado. En ese foro, 25 inmigrantes y diez representantes de la policía de Aurora intercambiaron ideas sobre soluciones positivas ante los reportes de miedo y desconfianza mutuos entre la policía y los inmigrantes", explicó Karim. El programa se extenderá por las próximas seis semanas, con la esperanza que luego de ese tiempo "la policía de Aurora también adopte otras de las propuestas que fueron sugeridas por la comunidad inmigrante en el foro del año pasado, como una mayor capacitación multicultural para los oficiales", según la activista. "Esta iniciativa es sólo el primer paso en tratar de reducir el miedo que las personas tienen de trabajar con la policía para encontrar soluciones en conjunto", agregó. Derechos Para Todos también busca que el Departamento de Policía de Aurora establezca normas que impidan interrogar a una persona sobre su situación migratoria si ésta ha sido víctima o testigo de un crimen. "El miedo que los inmigrantes sienten de la policía es un factor que afecta a la seguridad pública de todos, porque hace que haya crímenes que nunca se reportan", sostuvo Alma Mendoza, dirigente de Derechos para Todos y una de las participantes del programa. "Estos viajes conjuntos en los patrulleros demuestran que estamos trabajando con la policía y que queremos encontrar soluciones", indicó. Otra de las participantes, Judith Márquez, aseveró que "es importante entender que la policía existe para proteger a la comunidad, sin tener en cuenta el estatus migratorio de las personas". "Espero que con esta actividad la policía aprenda un poco de la comunidad inmigrante y que, como resultado, más inmigrantes se sientan con la confianza de hablar con la policía, sea para dar sugerencias o para reportar crímenes", declaró Márquez. De acuerdo con el censo, en Aurora viven poco más de 300.000 personas, de las cuales un 20 por ciento es de origen latino. Pero en el norte de Aurora casi el 60 por ciento de los residentes son inmigrantes latinos.

Descarga la aplicación

en google play en google play