Escúchenos en línea

Latinos recurren antiguo ahorro mexicano para sobrellevar crisis

Concord. EFE. | 6 de Marzo de 2009 a las 00:00
La tanda, un sistema de ahorro antiguo común en México, es utilizado por latinos en las Carolinas para "aguantar" la crisis económica, falta de empleo y ayudar a otros en aprietos. Desde hace seis años, la mexicana Irma Lira Carrillo, originaria de Guerrero, coordina tandas o cundinas con familiares y compañeros de trabajos en Concord, ciudad localizada al norte del estado. Según Carrillo, la tanda es una "tradición" que heredó de su familia y que practica en Estados Unidos para evitar préstamos al banco que cobran intereses y que sirve para pagar deudas, guardar dinero para emergencias y resolver problemas ante la falta de trabajo. "Soy organizadora y para mi es un compromiso grande con los que participan en la tanda. Generalmente las hago con familiares o amigos de trabajo que conozco desde hace tiempo. Es un riesgo porque a veces la gente no paga", comentó Carrillo a Efe. Carlos Vélez Ibáñez, profesor de antropología de la Universidad Estatal de Arizona y autor del libro "Lazos de Confianza", ha estudiado este fenómeno cultural que ha logrado cruzar la frontera del norte. El catedrático asegura que la tanda, cundina o ronda, es una de las formas de ahorro más antigua de la historia que se acostumbra entre amigos, familiares, compañeros de trabajo en base a un sistema de relaciones de "confianza" entre los participantes. En la tanda más común participan diez personas más la coordinadora, que ponen una cantidad de dinero al mes o por semana y al comienzo se sortean los números entre todos para determinar el orden en que se repartirán el monto recaudado. El organizador, que generalmente es mujer por su naturaleza ahorrativa y "administradora del dinero de la casa", es el primero que toma el dinero y generalmente no cobra una cuota extra por encargarse de recolectar los fondos. "La crisis económica inclusive está afectando a las tandas. Antes eran de 100 o 200 dólares por semana y ahora de 50 dólares. A veces las hacemos por quincena. La gente necesita pagar la renta", enfatizó Carrillo. Rafael Duarte, otro residente de Concord, comenta que ha participado varias veces en tandas para enviar dinero a su familia en México. "De esa manera hago una transferencia grande de una sola vez y evito estar pagando semanalmente cuotas por envíos. Me ahorro así unos dólares que hacen falta", afirmó Duarte a Efe. Duarte y Carrillo agregan que la tanda también sirve para inculcar a los niños la importancia del ahorro y valores morales. "Juegan a la tanda con sus amiguitos de la escuela para comprarse juguetes o dulces. También aprenden a ser responsables y a confiar en los demás", acotó Duarte. Oscar Saavedra, gerente de una sucursal de la Cooperativa Comunitaria Latina de Crédito en Charlotte, la ciudad más grande del estado, explicó a Efe que la tanda es "un sistema de ahorro con riesgos". "Ha sucedido casos que la gente es estafada y pierde su dinero. Si son capaces de separar semanalmente un dinero lo más seguro es guardarlo en instituciones financieras y así sus cuentas de ahorro ganan intereses", apuntó Saavedra. Aunque la mexicana Marisela Flores participaba en tandas en su nativo Morelos, México, cuando llegó a Carolina del Norte hace varios años se dio cuenta que no podía confiar mucho de sus conocidos. "Aquí el latino se muda de ciudad en ciudad por razones de trabajo. Son muy inestables. No puedo arriesgar así mi dinero por eso evito las tandas", afirmó a Efe Flores. Vélez Ibáñez añade que además los dueños de negocios participan en las tandas como método de ahorro.

Descarga la aplicación

en google play en google play