Escúchenos en línea

Inmigrantes indígenas con problema de idioma en EU

Mount Vernon. La Voz.com. | 16 de Marzo de 2009 a las 00:00
A comienzos de este año, cuando agentes estadounidenses de inmigración detuvieron a 16 trabajadores agrícolas durante una redada, los abogados defensores se apresuraron para tratar de encontrar intérpretes para algunos de los detenidos que sólo hablaban mixteco, una lengua indígena del estado meridional mexicano de Oaxaca. Para el momento en que llegó el intérprete, sin embargo, la mayoría de los detenidos ya estaba en camino a México, luego de no ejercer su derecho de apelar la deportación, un procedimiento que seguramente no comprendieron a tiempo. Las deportaciones alarmaron a los defensores de los inmigrantes en esta población agrícola, situada a unos 96 kilómetros (60 millas) al norte de Seattle. Generaron también dudas sobre los procedimientos de deportación para la gente que no habla inglés ni español. "No había forma en que ellos supieran lo que estaban firmando, en absoluto", dijo el reverendo Jo Beecher, de la Iglesia Episcopal de la Resurrección en Mount Vernon, quien fue uno de los defensores que trataron de ayudar a los inmigrantes. Aunque las cortes federales han determinado que los procedimientos de inmigración deben traducirse a la lengua del detenido, Beecher dijo que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) no tiene en la zona intérpretes de mixteco, una lengua tonal con varios dialectos. El caso de los detenidos en Mount Vernon ilustra también algunos de los problemas que se están volviendo más comunes a medida que la creciente comunidad de pueblos indígenas de América Latina se topa con el sistema legal de Estados Unidos. Algunos observadores consideran que la emigración de indígenas latinoamericanos a Estados Unidos está aumentando, mientras disminuye la llegada de indocumentados hispanohablantes. Hay aproximadamente medio millón de indígenas en Estados Unidos, de acuerdo con el Centro Binacional para el Desarrollo Indígena Oaxaqueño, con sede en Fresno, California. La cifra sólo toma en cuenta a los mexicanos, por lo que excluye, por ejemplo, a países como Guatemala, El Salvador y Honduras. Entre 10 y 30% de los trabajadores agrícolas en California serían indígenas, de acuerdo con un estudio reciente del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Un crecimiento similar se ha presentado en los estados de Washington, Oregón y la Florida. "No fue sino hasta recientemente que la inmigración creció a un punto en que el gobierno se ha dado cuenta de la diversidad lingüística", dijo Gaspar Rivera Salgado, director de proyecto en el Centro para la Investigación y Educación Laboral, de la Universidad de California en Los Ángeles. "A medida que llegan más y más inmigrantes... las autoridades descubren que no están muy bien preparadas", añadió. En México y Centroamérica se hablan cientos de lenguas y dialectos y muchos son sumamente diferentes entre sí, explicó Rufino Domínguez Santos, del Centro Binacional. Sólo en Oaxaca -de donde proviene la mayoría de los jornaleros en Mount Vernon- se hablan 12 lenguas distintas, dijo Domínguez Santos. Un 14% de los oaxaqueños que se comunican en una lengua indígena no habla español, según cifras del censo mexicano. El gobierno de México reconoce que en su territorio hay 162 lenguas vivas, además de unos 300 dialectos. "Los agentes de inmigración, los policías y los trabajadores sociales ignoran que hay muchas lenguas que se hablan en México", dijo Domínguez Santos. En el caso de Mount Vernon, los agentes reconocieron rápidamente que el grupo no hablaba español, dijo Lorie Dankers, vocera del ICE en Seattle. Sin embargo, el hijo de uno de los detenidos se ofreció a traducir y así lo hizo para las dos personas que hablaban mixteco y que junto con los 12 que hablaban español eligieron "volver voluntariamente", una opción que permite a los indocumentados salir pronto del país, evitando ser detenidos y otras sanciones, como la prohibición de volver a Estados Unidos durante 10 años. "El supervisor observó la entrevista y, a juzgar por el lenguaje corporal, consideró que todos entendieron por completo", dijo Dankers. El ICE tiene también la opción de establecer contacto con un servicio de intérpretes administrado por la firma Language Services Associates, con sede en Filadelfia, el cual señala que tiene capacidad de enviar traductores de mixteco y otras seis lenguas indígenas. Entre los agentes y dependencias del gobierno estadounidense es una práctica común recurrir a alguien de la comunidad para que funja como intérprete, pero puede derivar en problemas y malos entendidos. En muchos casos, los conceptos de la ley estadounidense no se traducen fácilmente a las lenguas indígenas y requerirían de un intérprete especializado, dijo Domínguez Santos. "Si uno tiene un documento donde uno pretende ceder ciertos derechos, ese documento debe ser traducido a una lengua que uno pueda entender, a fin de que se cumpla el debido proceso", declaró Jorge Barón, abogado y director general del Northwest Immigrant Rights Project, un grupo de asesoría legal con sede en Seattle. El grupo de Barón ayudó a encontrar a un intérprete para los detenidos, cuyo paradero actual se desconoce tras la deportación.

Descarga la aplicación

en google play en google play