Escúchenos en línea

Denver hace reformas para mejorar relación con los latinos

Denver. EFE. | 26 de Marzo de 2009 a las 00:00
El Departamento de Policía de Denver (DPD) accedió este jueves a introducir cambios en su programa de relaciones comunitarias y en su manual de operaciones para reducir las fricciones por denuncias de supuesto racismo y violencia policial. "Nos complace reportar que DPD está de acuerdo en trabajar con nosotros para realizar significativos cambios sobre la base de las exigencias que les presentamos para restaurar las relaciones con la comunidad", dijo Rudolph "Rudy" Gonzales, director ejecutivo de Servicios de La Raza y uno de los negociadores. Gonzales explicó que el momento decisivo ocurrió el pasado 21 de marzo cuando él junto con dirigentes de la Coalición Progresista de Colorado, de Mujeres de Color contra la Violencia y del Comité de Justicia Criminal de la Mesa Redonda Afroamericana de Colorado, se reunieron con representantes de DPD y de otras dependencias municipales. Según Gonzales, se trató de "una reunión muy animada y de un debate productivo" que culminó con "un acuerdo inicial para mejorar las relaciones de DPD con la comunidad, deterioradas por las denuncias de racismo policial". "Vamos a proceder con precaución pero creemos que se ha progresado, por lo que le estamos agradecidos a Tracie Keesee, jefa de división de DPD, por haber establecido un nuevo nivel de cooperación desde el inicio de la reunión", comentó Gonzales. Al LaCabe, jefe de seguridad de Denver, y David Edinger, representante del alcalde John Hickenlooper, también respaldaron el nuevo proyecto y se comprometieron a trabajar con la coalición de latinos. La primera reunión del nuevo grupo se realizará este jueves y la agenda se concentrará en la reforma del Comité de Ciudadanos para la Supervisión Policial, encargado de recibir y analizar el mérito de las denuncias en contra de los oficiales de esta ciudad. Gonzales expresó que la meta es "eliminar la apariencia de que el comité está a favor de la policía". Para eso, dijo, se establecerán reuniones públicas y se transmitirán las deliberaciones del comité en el canal de televisión municipal de Denver. La coalición latina también trabajará para implementar cambios en la Oficina del Monitor Independiente (OMI, a cargo de supervisar las denuncias de racismo policial), de modo que "ya no sea el denunciante el único que tenga todo el peso de la responsabilidad de cambiar la conducta de un policía". Los cambios incluyen la capacitación multicultural del personal de OMI y la convocatoria de foros públicos para explicar las nuevas normas policiales. "Finalmente nos hemos reunido para trabajar juntos en la difícil tarea de hablar sobre las presuntas atrocidades que la policía comete contra nuestra comunidad", dijo Gonzales.

Descarga la aplicación

en google play en google play