Escúchenos en línea

Latinos se declaran culpables de millonario fraude en impuestos

Charlotte. EFE. | 1 de Abril de 2009 a las 00:00
Cuatro latinos de Carolina del Norte se declararon este miércoles culpables de robo de identidad y conspirar para cometer fraude en reembolsos ficticios de impuestos por el orden de los 12 millones de dólares. Edward Ryan, fiscal interino del Distrito Oeste, identificó a José Peralta (31), residente de Shelby; Miguel Loria (36) de Lincolnton; Richard Varela (22) y Marino Martínez (50), ambos de Gastonia, como los responsables de la millonaria estafa efectuada de enero a noviembre del 2008. "Este tipo de conspiración de falsos reembolsos deteriora la integridad de nuestro sistema de impuestos. Esto envía un mensaje claro a los que cometen estos crímenes que pagarán un alto precio por sus acciones", afirmó Ryan en un comunicado de prensa. De acuerdo con la acusación, los latinos robaban las identidades y números de seguros sociales de personas que viven en Puerto Rico para presentar declaraciones de impuestos que siempre contenían reembolso. Las leyes del Servicio de Impuestos Interno (IRS) especifican que un residentes de Puerto Rico no pueden reclamar reembolso con el IRS si todos sus ingresos provienen de ese estado libre asociado. El fraude ocasionó que el Departamento del Tesoro enviara cheques de reembolsos fraudulentos a varias direcciones en Nueva York, Carolina del Norte, y otros estados. Un empleado corrupto de la oficina postal de Nueva York colaboró en el robo de los cheques, que eran entregados a los latinos involucrado para luego ser cambiados con identificaciones falsas. Loria operaba las oficinas de servicio de dinero, La Libertad, Inc, y El Nuevo Irazu, localizadas en Lincolnton, donde se cambiaron cheques que totalizaron casi 3 millones de dólares. Otro negocio, L.D., en Gastoia, fue utilizado por Martínez, Peralta, Loria y Varela, cuyas nacionalidades no fueron reveladas, para canjear los cheques el año pasado. Los cuatro acusados enfrentan condenas máximas de 17 años de cárcel federal. El Servicio Postal de Estados Unidos, Servicio Secreto, Policía de Gastonia, y otras agencias del orden público colaboraron en la investigación, que según la fiscalía, continuará, con lo que no se descarta nuevos arrestos.

Descarga la aplicación

en google play en google play