Escúchenos en línea

Panadería donde boliviano perdió brazo con serias deficiencias

Valencia (España). EFE. | 11 de Junio de 2009 a las 00:00
La empresa panificadora en la que un trabajador boliviano perdió el brazo en un accidente laboral fue "paralizada" por la Inspección de Trabajo al día siguiente del suceso, puesto que las condiciones técnicas estaban en "estado deficiente, sobre todo las eléctricas". Franns Melgar Vargas, que sufrió la amputación de su brazo izquierdo el pasado 28 de mayo, estaba empleado en la empresa en situación ilegal, trabajaba doce horas al día y cobraba 700 euros mensuales (unos 980 dólares), según sus declaraciones. El sindicato español Comisiones Obreras dijo que el jefe de Franns tiró el brazo a un contenedor de basura tras el accidente, lo que impidió la reimplantación, le dejó a 200 metros del hospital y le pidió que no dijera nada sobre su situación laboral. Este jueves el consejero de Economía, Hacienda y Empleo de la Comunidad Valenciana, Gerardo Camps, reconoció que las condiciones "deficientes" de la empresa, ubicada en Real de Gandía, en la mediterránea ciudad de Valencia, "probablemente fuera una de las causas" que desencadenaron el accidente que sufrió el trabajador. El consejero señaló que la Fiscalía "está actuando" y añadió que no se está "solo ante una falta de medidas de seguridad laboral", sino también ante un "posible delito de omisión de auxilio y socorro" por parte del empresario. "Se trata de un accidente" en el que el empresario ha mostrado una conducta "absolutamente reprobable y condenable", dijo. Además, Comisiones Obreros confirmó hoy que el sindicato ha presentado una denuncia ante la Fiscalía de Salud Laboral a la panificadora en la que trabajaba el ciudadano boliviano. El sindicato anunció también que solicitará a la Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana una autorización de residencia temporal por circunstancias excepcionales y razones humanitarias para Franns Melgar Vargas o por arraigo temporal del empleado. La legislación dice, sostiene el sindicato, que podrán obtener una autorización "los extranjeros que acrediten la permanencia continuada en España durante un periodo mínimo de dos años". Otras condiciones que reúne Franns son carecer de antecedentes penales en España y en su país de origen, así como poder demostrar la existencia de relaciones laborales "cuya duración no sea inferior a un año", según las mismas fuentes. El sindicato estudiará además la posibilidad de solicitar una pensión de invalidez si se reconoce la relación laboral entre el empleado, que estaba contratado en situación irregular, y la panificadora. Este suceso ha sido ampliamente recogido hoy por la prensa española, que dedica sus portadas a Franns Melgar Vargas y que recoge declaraciones del propio trabajador y de sus familiares. "El brazo a la basura para no dejar huellas", "Un empresario tira a la basura el brazo amputado de un trabajador ilegal" o "Explotado hasta perder el brazo" son algunos de los titulares de los grandes periódicos españoles, que incluso llevan la foto de Franns en portada.

Descarga la aplicación

en google play en google play