Escúchenos en línea

Inmigrantes piden a senadores de Nueva York volver al trabajo

Nueva York. EFE. | 15 de Junio de 2009 a las 00:00
Numerosas organizaciones cívicas y defensoras de los derechos de los inmigrantes pidieron este lunes a los senadores de Nueva York que dejen a un lado sus disputas políticas y atiendan los asuntos pendientes que afectan a miles de neoyorquinos. "No podemos permitir que la política desplace a proyectos de ley reformadores que son urgentes y afectan a la vida de la gente", manifestó Chung-Wha Hong, directora ejecutiva de la Coalición de Inmigración de Nueva York, que integra a dos centenares de organizaciones y grupo comunitarios que trabajan en favor de los inmigrantes y los trabajadores. El trabajo en el Senado estatal está paralizado desde hace una semana después de que dos legisladores demócratas, Pedro Espada e Hiram Monserrate, apoyaran el pasado lunes una moción republicana que destituía como presidente de esa cámara al líder de la mayoría demócrata, Malcolm Smith. Los republicanos se hicieron así con el control del Senado, con una mayoría de tan solo dos votos sobre los demócratas, pero el asunto dio lugar en días posteriores a una dura pelea entre ambos bandos políticos en los tribunales e hizo imposible reanudar las sesiones legislativas. La directora de la Coalición de Inmigración y otros participantes aludieron en una conferencia de prensa en las escalinatas del Ayuntamiento a diversos proyectos de ley que mejorarían la situación de los trabajadores agrícolas y domésticos, de las viviendas con renta controlada o la gestión de las escuelas, entre otros, que están pendientes de ser aprobados por el Legislativo. "Es hora de poner el interés público por delante del político", señaló Chung-Wha Hong y añadió que numerosas comunidades "están indignadas y no aceptarán estas maniobras políticas". Las organizaciones mostraron su inquietud por la posibilidad de que la Asamblea y el Senado estatales den por terminadas sus sesiones este mes sin aprobar algunos proyectos de ley, incluido uno ya aprobado por el Concejo municipal que aportará 887 millones de dólares para servicios y programas que benefician a los inmigrantes. Leticia Alanis, co-directora de La Unión, una organización comunitaria de Brooklyn que aboga por mayor transparencia en la gestión de las escuelas públicas neoyorquinas, entre otros asuntos ligados a la educación, declaró a Efe que su presencia y la de otras organizaciones en este acto es una llamada de atención a los legisladores "para que se concentren en el trabajo que queda por hacer". Agregó que no se saben realmente y con claridad los motivos que llevaron a los dos senadores demócratas latinos a apoyar a los republicanos por lo que, agregó, "es difícil juzgarlos". "Pero creemos que, independientemente de los motivos, quizás sin quererlo, están causando un problema", manifestó Alanis. "Ese es el mensaje: Que se pongan a pensar que sus acciones están creando un problema para las comunidades que han tratado de que sus voces sean escuchadas y de generar cambios", recalcó.

Descarga la aplicación

en google play en google play