Escúchenos en línea

Tiendas latinas buscan clientes no latinos en EEUU

La Voz.com. | 23 de Junio de 2009 a las 00:00
Mientras que cadenas nacionales de productos comestibles como WalMart se esfuerzan por atraer a clientes latinos, los inversores que inauguraron la más nueva de las tiendas de productos latinos en Mesa marchan en sentido contrario, y tratan de captar a clientes de otros sectores étnicos. WalMart inauguró hace poco en Phoenix un nuevo tipo de tiendas, los Supermercados de WalMart, orientados al público latino. Al mismo tiempo, Pro's Ranch Markets abrió su séptimo negocio en Mesa. WalMart le apunta exclusivamente al mercado latino, y Pro's, que hasta ahora se enfocaba en ese sector, intenta captar clientes no latinos. Rick Provenzano, vicepresidente de Pro's Ranch Markets, empresa con base en California, abrió hace poco un negocio. El mercado sirve no sólo a la creciente población latina que está concentrándose en el este de Mesa, sino que trata de atraer a clientes no latinos usando carteles bilingües y reclutando más empleados que no son latinos. "Cada vez que abrimos un negocio nuevo, ensayamos nuevos conceptos", declaró Provenzano, miembro de una familia italiana que fundó la compañía en 1992, luego de administrar diez años una tienda de productos comestibles orientada al público en general. Cada vez más gente come y recibe amigos en su casa en esta época de recesión económica y todos los grupos étnicos buscan comidas distintas, declaró Provenzano, quien vive en el sector oriental de Mesa. La compañía recibe unos 500.000 clientes por semana y ha abierto tres negocios en los últimos nueve meses. Provenzano dijo que planean abrir más almacenes en Arizona y Texas. "Este negocio no tiene una clientela latina tan grande como los otros", señaló Provenzano, quien supervisa las operaciones de los almacenes de California, Arizona y Texas. "Pusimos más carteles bilingües que en el pasado", indicó. "Si logramos atraer a alguien una vez, seguramente volverá". Dentro del local de 6.000 metros cuadrados (65.000 pies cuadrados) abundan coloridos carteles en inglés y español, y hay un sector con distintos tipos de comidas. Un cliente puede encontrar numerosos productos latinos, como panes bolillos. Si alguien que no es hispano necesita hacer consultas, no tendrá problemas, ya que más de la mitad de los empleados son bilingües, no necesariamente latinos. Una "cremería" y un "chorizo village" ofrece distintos tipos de quesos caseros, yogurs y chorizos mexicanos picantes. Cerca de allí se venden postres y golosinas típicos de Latinoamérica, algunos preparados por el propio negocio. Entre los favoritos figuran los raspados helados. La tienda de al lado incluye un "salsa bar", que ofrece distintos tipos de salsas y guacamole caseros, refrigerados. El gran atractivo del negocio es el patio de comidas, donde reina un estilo festivo, con música, mesas tipo picnic y carteles brillantes. El cliente encuentra tiendas de productos especializados, incluidos postres decadentes, productos de panadería, juegos de frutas o vegetales frescos, ensaladas de frutas, golosinas y yogur casero. Muchos de los productos son de fabricación casera, frescos. Por ejemplo, todos los días se remoja maíz durante ocho horas y se preparan tamales y tortillas. En cualquier momento del día se pueden conseguir burritos, tacos, enchiladas y chiles rellenos, así como pollo y carne asados al estilo mexicano. El negocio tiene un sector dedicado a productos sudamericanos, además de pescados y mariscos, y una gran selección de cortes de carne y pollo. Los latinos representan el 9% del poder adquisitivo de los Estados Unidos, comparado con el 5,2% de 1990, según un estudio efectuado hace un año por el Selig Center for Economic Growth de la Universidad de Georgia. El estudio, llamado "The Multicultural Economy" (La economía multicultural) pronostica que el poder adquisitivo de los latinos será de 1 billón de dólares este año. Provenzano atribuye el éxito de su cadena a su "creatividad" y aseguró que cada vez que abren un negocio, la gente hace cola durante dos horas para entrar. "La gente se aburre comprando comestibles. Nosotros tratamos de generar entusiasmo", expresó, acotando que se ofrecen espectáculos en vivo, globos y varias pantallas de televisión en el patio de comidas.

Descarga la aplicación

en google play en google play