Escúchenos en línea

Canadiense interesada en frigorífico en bancarrota tras redada Iowa

Denver. EFE. | 24 de Junio de 2009 a las 00:00
Una empresa canadiense presentó una oferta para comprar un frigorífico de Iowa que se declaró en bancarrota tras una masiva redada de inmigración, informaron fuentes allegadas a la operación. En declaraciones realizadas en Iowa City, Joe Sarachek, fideicomisario de la bancarrota del frigorífico Agriprocessors, indicó el martes que la empresa Polystar Packaging (de Montreal, Canadá), junto con dos compañías asociadas, presentó una oferta que ahora considera el juez a cargo del caso. La empresa canadiense y sus socios compraron las deudas de Agriprocessors y, aunque el monto de la operación no se reveló, analistas lo estiman en cerca de 25 millones de dólares. Hasta el 2007, Agriprocessors generaba más de 100 millones de dólares al año en ventas. Según Sarachek, si ninguna otra empresa presenta una oferta mejor y el juez de bancarrota aprueba la operación, Polystar será la nueva dueña de Agriprocessor, dándole a la compañía canadiense su primer frigorífico en Estados Unidos, aunque ya opera una fábrica de plásticos en Brooklyn, Nueva York. Para Sarachek, la oferta presentada por Polystar pone fin a "meses de incertidumbre" sobre el futuro del frigorífico, que daba trabajo a 900 personas en una localidad de sólo 2.000 habitantes. A principios de este año, una empresa israelí ofreció comprar Agriprocessors por 40 millones de dólares, pero luego retiró su oferta. Y hace tres meses, cuando Sarachek coordinó una subasta pública del establecimiento, ninguna de las ofertas alcanzó el mínimo establecido por la justicia. Agriprocessors era el mayor productor de carne kosher (preparada según los rituales de la tradición judía) del país. El 12 de mayo del 2008, cientos de agentes federales condujeron una redada que culminó con el arresto de 389 presuntos indocumentados, la mayoría de ellos de Guatemala y de México. Luego, entre julio y septiembre pasados, autoridades federales y estatales arrestaron al vicepresidente del frigorífico y a cinco de sus supervisores, a los que presentaron cargos por conspirar para ayudar a indocumentados y por incumplimiento de las leyes estatales de trabajo de menores. En noviembre del 2008, Agriprocessors se declaró en quiebra, reabriendo sus puertas de manera parcial entre diciembre y enero para completar el empaquetado de miles de pollos que aún quedaban en el establecimiento. El cierre del frigorífico dejó a la ciudad de Postville con una multimillonaria deuda por servicios públicos que antes pagaba Agriprocessors y provocó el alejamiento de cientos de residentes del área. Sarachek explicó que la justicia federal debe dar su aprobación para la venta debido a que aún hay varios casos criminales no resueltos, en los que están involucrados ex gerentes del establecimiento.

Descarga la aplicación

en google play en google play