Escúchenos en línea

Admiradores latinos de Jackson estarán presentes en su funeral

Los Ángeles. EFE. | 6 de Julio de 2009 a las 00:00
La ciudad de Los Ángeles se prepara ya para la avalancha de admiradores que se dará cita mañana en los aledaños del Staples Center, lugar donde tendrá lugar el funeral de Michael Jackson, un evento al que sólo acudirán 17.500 afortunados, entre ellos, muchos latinos. "Ahora mismo estoy feliz, pero sé que mañana no voy a dejar de llorar, recordando todos los momentos tan maravillosos que regaló a la humanidad", dijo a Efe Juanita Guerrero, de Whittier (California), a quien su comadre, Rosie Cabrera, regaló una de sus entradas para el evento. "Cuando me llamó y me preguntó si quería ir con ella, mi corazón se paró y empecé a chillar de emoción", afirmó Guerrero, una californiana de raíces mexicanas y boricuas. A pesar de los treinta grados a la sombra, los admiradores del artista hacían cola hoy para poder estampar sus pensamientos y buenos deseos en un muro con la imagen de Jackson, situado frente a la fachada principal del recinto, mientras otros hacían tiempo con sus entradas en mano para obtener mañana los mejores asientos. Los 8.750 agraciados con dos entradas gratis para el memorial del artista acudieron desde las 08.00 de la mañana (hora local) al estadio de los Dodgers de béisbol de Los Ángeles, en donde pudieron recoger sus pases a modo de "drive thru". Los organizadores del evento dispusieron una amplia zona del estacionamiento del estadio para repartir las entradas. Los afortunados ni siquiera tenían que salir del coche para recogerlas; sólo debían esperar unos minutos en una de las colas, presentar el código de verificación enviado por la organización, así como una identificación válida, y al instante se les otorgaba los tickets y las muñequeras correspondientes. "Estoy contenta y a la vez triste", admitió a Efe Gabriela, una mexicana que asistirá al memorial. "Crecí con él, fue lo máximo. El show de mañana va a ser muy emotivo, creo que no podremos detener las lágrimas", agregó. La ceremonia, que podrá ser seguida en persona sólo por 11.000 seguidores, será retransmitida por las principales cadenas de televisión del país y por internet, y se prevé que se alcance una audiencia multimillonaria en todo el planeta. "Mañana es el día grande", manifestó a Efe el oficial de policía Paul Gutiérrez, quien dijo que las autoridades esperan el martes alrededor de 700.000 personas en las inmediaciones del pabellón. "Vamos a cortar muchas calles alrededor del Staples Center y nadie podrá entrar sin su entrada; la seguridad va a ser muy estricta, y al igual que hicimos con el desfile de los Lakers, siempre planeamos un dispositivo mayor del que necesitamos", añadió. El funeral de Jackson promete ser un espectáculo televisivo de primer orden, con la participación de artistas como Jennifer Hudson, Stevie Wonder, Mariah Carey y Lionel Richie. La familia del "Rey del Pop" emitió este lunes un comunicado con algunos de los amigos y artistas que han confirmado su asistencia al funeral, entre ellos Kobe Bryant y Magic Johnson -presente y pasado de los Lakers de la NBA-, la actriz Brooke Shields, el productor musical y fundador de la Motown, Berry Gordy, y el reverendo Al Sharpton. La familia también ha confirmado la presencia de artistas como los cantantes Mariah Carey, John Mayer, Lionel Richie, Smokey Robinson, Usher y Stevie Wonder, aunque no precisa si actuarán en el evento que comienza a las 10.00 de la mañana (hora local). La prensa especializada añade otros nombres al evento, aunque no existe confirmación oficial, como Aretha Franklin, Liza Minnelli, Alicia Keys, Justin Timberlake y Diana Ross, está última, buena amiga de Jackson y citada en su testamento como tutora suplente de sus hijos. La ceremonia, según informa el canal CBS de Los Ángeles, tendrá una duración de 90 minutos, y contará con algunas actuaciones musicales. "The New York Post" cuenta además que la ceremonia será abierta por Diana Ross, y otra de las grandes amigas de Jackson, la actriz Elizabeth Taylor, será la encargada de pronunciar el panegírico del "Rey del Pop". Algunos expertos calculan que el funeral podría convertirse en el evento en directo más seguido de la historia de la televisión, por encima de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de China, que atrajo a 1.000 millones de personas, o del funeral de la princesa Diana de Gales, que se calcula que fue visto por 2.500 millones de personas.

Descarga la aplicación

en google play en google play