Escúchenos en línea

Inmigrantes mexicanos a EU en su nivel más bajo en década

Washington. La Voz.com. | 22 de Julio de 2009 a las 00:00
El número de inmigrantes mexicanos que cruzaron la frontera hacia Estados Unidos descendió marcadamente el año pasado a su nivel más bajo en una década, al parecer desalentados por el aumento en el desempleo. El análisis de la información de los censos del gobierno estadounidense y del mexicano que será presentada este miércoles por el Centro Pew subraya el impacto de la crisis económica en los inmigrantes mexicanos, muchos de los cuales llegan a Estados Unidos de forma ilegal. El estudio descubrió que el número de inmigrantes mexicanos que arribaron a Estados Unidos de marzo del 2008 a marzo del 2009 bajó en 249.000, una reducción de casi el 60% con respecto al año anterior. Como resultado el ingreso anual de inmigrantes es ahora de 175.000, con un descenso marcado con respecto a su punto más alto de 653.000 del 2005, antes del surgimiento de la crisis inmobiliaria que afectó el mercado de construcción y otros empleos de sueldos bajos. La población total de inmigrantes nacidos en México en Estados Unidos también disminuyó el año pasado, de 11,6 millones a 11,5 millones con respecto al año anterior, según el estudio de Pew, un grupo independiente de investigación. Se considera que casi el 85% de los inmigrantes en Estados Unidos son ilegales. Pero a pesar de este cambio, los inmigrantes que ya se encuentran en Estados Unidos prefieren no regresar a México, pues muchos de ellos creen que la economía mejorará y esperan que la reforma migratoria podría facilitarles la obtención de la ciudadanía estadounidense, dijo Jeffrey Passel, uno de los principales demógrafos del Pew y coautor del estudio. Según la información el número anual de inmigrantes mexicanos que regresaron a su país cada año proveniente de Estados Unidos y otros países continuó casi sin aumento en 450.000. "No hay muchos motivos para regresar a México, pues la economía mexicana está peor", dijo Passel. "Pero también porque el incremento en la vigilancia policial ha hecho que sea más peligroso y caro entrar a Estados Unidos. Una vez que las personas entran ya no quieren volver". Passel dijo que aunque los cambios en la inmigración pueden ser temporales, dependiendo de lo que dure la recesión en Estados Unidos, algunos efectos podrían durar más. Agregó que el hecho de que el número de hispanos que llegan a territorio estadounidense sea menor podría desacelerar aún más el crecimiento de la población minoritaria, pues los mayores niveles de fecundidad entre los hispanos encabezan gran parte de los crecimientos recientes. La población en México también está envejeciendo y su fuerza laboral se contrae, lo que podría significar un mejor panorama laboral ante una menor competencia en los próximos cinco o 10 años, lo que también podría llevar a una inmigración menor a Estados Unidos, incluso aunque su economía se recupere, dijo Passel. La mayoría de los inmigrantes en Estados Unidos nacieron en México. Los mexicanos suman un tercio de los residentes nacidos en el extranjero y dos tercios de los inmigrantes hispanos. Casi una de cada 10 personas nacidas en México vive en Estados Unidos.

Descarga la aplicación

en google play en google play