Escúchenos en línea

Piden a DH de ONU proteger niños de padres indocumentados

Miami. EFE. | 22 de Julio de 2009 a las 00:00
Un grupo de activistas de Miami recurrió a la Comisión de Derechos Humanos de la ONU para que proteja a los niños estadounidenses de padres inmigrantes indocumentados, tras la demora de EEUU en aprobar una reforma migratoria. La Fraternidad Americana anunció este miércoles que envió una carta al Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en la que solicitan que interceda a favor de miles de niños que "a pesar de ser ciudadanos estadounidenses han perdido sus derechos civiles y humanos". "Nos dirigimos a usted con la esperanza de obtener algún tipo de alivio y justicia para miles de niños y familias en Estados Unidos que están sufriendo por el equivocado sistema migratorio", se señaló en la misiva. Los niños, enfatizó el grupo, están sufriendo las consecuencias de "años de fallidas políticas migratorias" y "durante años anteriores nuestro gobierno ha evadido el caso de miles de niños a los que se les ha robado su inocencia, su infancia, por las leyes de su propio gobierno". Alfonso Oviedo-Reyes, presidente de la Fraternidad Americana, explicó a Efe que se apeló a esa comisión porque Estados Unidos es signatario de la Convención de los Derechos del Niño que específicamente contiene el derecho de que vivan con sus padres. "La Comisión para los Derechos Humanos puede recomendar algún curso de acción, una declaración para que a los niños se les reconozcan sus derechos", precisó. El documento se divulgó en una manifestación de unos 40 niños de Florida en representación de 600 que forman parte de una demanda colectiva presentada en enero pasado contra el presidente de EEUU, Barack Obama, para que suspenda las deportaciones de sus padres hasta que se apruebe una reforma migratoria. "Consideramos que las abruptas separaciones de sus familias, las prolongadas detenciones sin derecho a ir a cortes y las deportaciones de trabajadores sin antecedentes penales, que han venido a contribuir con esta nación, son una directa violación a los derechos de los niños", se señaló en la misiva. La organización afirmó tener casos de niños que se han quedado solos en EEUU al ser deportados uno o los dos padres, al tiempo que otros progenitores "andan huyendo por el pánico de que sean separados de sus familias". En otros casos, se agregó, los padres pasan meses en centros de detención y luego son deportados "causándoles a los niños sufrimiento emocional y físico porque algunas veces esos menores han carecido de alimentos y de recursos para sus necesidades básicas". Nora Sándigo, guardián ad-litem de los menores y directora ejecutiva de la Fraternidad Americana, dijo a Efe que mientras ya "ni siquiera" se habla del inicio de las discusiones para alcanzar una reforma migratoria, las redadas y deportaciones continúan a nivel nacional. En Homestead, sector agrícola del condado de Miami-Dade, las redadas se realizan a diario con el "agravante de la que policía está colaborando con el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE)", denunció la activista de origen nicaragüense. "Quiero que las personas sepan que esto está sucediendo y les pido que no se confíen de la policía", dijo Sándigo. Explicó que la estrategia utilizada consiste en que agentes policiales llegan a una residencia y pregunta si llamaron a las autoridades, cuando las personas abren la puerta para decir que no, un agente del ICE ingresa a la vivienda y se lleva al integrante de esa familia que esté indocumentado. "Muchas de esas personas en Homestead son de Guatemala, El Salvador y México. No deben confiar en la policía porque está actuando conjuntamente con ICE, tenemos testigos de eso. Incluso algunos de los niños que están acá hoy han presenciado eso en sus casas", aseveró la activista. En la carta se informó que en un intento por captar la atención del gobierno estadounidense se han realizado campañas de concienciación, se han enviado misivas a Obama e interpusieron la demanda colectiva en un tribunal federal de Miami. "Pero nada ha surtido efecto en nuestro gobierno que pareciera que está prestando menos atención al tema (de la reforma migratoria) a medida que pasan los días", se aseveró. Sándigo dijo que como "guardián legal de los niños quiero pedirles por favor que me ayuden a que todos esos menores y familias puedan levantar sus voces a nivel internacional y que sus derechos sean respetados y que ustedes puedan hacer valer esos derechos".

Descarga la aplicación

en google play en google play