Escúchenos en línea

Realizan funeral de oficial latino de la Patrulla de Fronteras

Los Ángeles. EFE. | 31 de Julio de 2009 a las 00:00
Con gran participación de funcionarios del condado de San Diego, líderes comunitarios y miembros de las fuerzas del orden, se realizó este viernes el funeral del agente de la Patrulla Fronteriza Robert Rosas, asesinado la semana pasada. Una caravana de agentes del orden partió esta mañana de San Diego y se dirigió a El Centro, pueblo natal de Rosas, 114 millas al este, cerca del paso de frontera de Caléxico. Entre los funcionarios que asistieron a la ceremonia estaba David Aguilar, jefe de la patrulla de fronteras; Alan Bersin, zar nacional de Fronteras; Jayson Ahern, comisionado encargado de la Aduana y Lanny Breuer, asistente del Fiscal General. Aguilar agradeció a la familia del agente y resaltó que el oficial Rosas hizo su último sacrificio para proteger su país y su comunidad. Destacó la peligrosa misión de los agentes que trabajan en la frontera en su lucha contra el narcotráfico. La ceremonia -a la que se calcula que asistieron cerca de 3.000 personas- se llevó a cabo en la preparatoria Southwest de El Centro y el entierro del oficial se realizó en el cementerio Evengreen. El oficial Rosas, de 30 años, fue asesinado estando de servicio el 23 de julio al este de Campo -50 millas al sureste de San Diego- mientras realizaba vigilancia sobre un grupo sospechoso de contrabando de personas o drogas. Rosas se había separado de los otros agentes cuando se escucharon disparos y posteriormente sus compañeros lo encontraron con múltiples heridas de bala junto a su vehículo y cerca de la frontera. La muerte del agente generó una persecución masiva de los responsables tanto en Estados Unidos como en México y el FBI ofreció 100.000 dólares por información sobre el caso y 10.000 dólares para la recuperación del arma calibre .40 del agente. Las autoridades mexicanas han detenido a cinco hombres en relación con el caso, entre los cuales se cuenta uno de 36 años que fue identificado por un miembro de un grupo de traficantes de personas como quien disparó contra Rosas. Al oficial Rosas, quien tenía tres años sirviendo a la Patrulla de Fronteras, le sobreviven su esposa Rosie, su hijo Junior de dos años y su hija de 11 meses, Allysa.

Descarga la aplicación

en google play en google play