Escúchenos en línea

Una cumbre sobre migración, sin inmigrantes

Agencia AFP. | 3 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Los latinos, la minoría más importante de Estados Unidos, reivindican tener voz en las cumbres iberoamericanas y lamentan no haber sido invitados a la cita de los jefes de Estado y de Gobierno que se realiza viernes y sábado en Montevideo, a pesar de que su tema central es la emigración

Por Antonio Rodríguez, AFP.

"Si se trata de una comunidad iberoamericana, ¿cómo es posible que no haya una representación de una comunidad que supera los 40 millones de personas?", preguntó Pedro Cavalero, director del programa internacional del Consejo Nacional de la Raza (NCLR), la mayor organización latina de Estados Unidos. "Mi respuesta es que es muy difícil justificar que no exista una voz y un reconocimiento" de los latinos en Estados Unidos, declaró Cavalero a la AFP, momentos antes de que los jefes de Estado y de Gobierno de 22 países iniciaran en Montevideo su XVI cumbre, cuyo tema central será "Migración y Desarrollo". "Tratar de discutir la temática oficial de esta cumbre sin representantes de los que han emigrado de Iberoamérica a Estados Unidos, es como tratar de decir 'misa' sin hacer referencia al Nuevo Testamento", se indignó Daniel Restrepo, director del Proyecto de las Américas del instituto de estudios Center for American Progress, cercano al Partido Demócrata. De hecho, los cancilleres iberoamericanos aprobaron este viernes en Montevideo un comunicado especial de rechazo del muro de 1.200 km que Estados Unidos aprobó construir en la frontera con México. "Si se considera el poder económico actual de los latinos de Estados Unidos (...), la 'economía latina' sería la cuarta mayor de iberoamérica detrás de Brasil, España y México", subrayó, antes de recordar que las remesas enviadas por los inmigrantes latinoamericanos en Estados Unidos a América Latina superarán este año los 45.000 millones de dólares. "Ha llegado el momento de reconocer que el mundo cambia y ampliar la visión iberoamericana con la inclusión de la comunidad latina de Estados Unidos en las cumbres" que se celebran desde 1991, añadió Restrepo. Para Cavalero, el primer paso que deberían dar los dirigentes de los países que participan en las reuniones iberoamericanas es "reconocer" la existencia de una comunidad latina al norte del Río Grande, que con sus 42,7 millones de personas, reúne casi a tantos habitantes como España o Colombia. "Son dos tiempos", explicó. "El primero es el reconocimiento, que todavía no creo que exista. Una vez que se cumpla, habrá que ver cómo se pueden modificar los estatutos y los mecanismos que existen hoy para que los latinos puedan tener esa presencia", explicó. El responsable del NCLR descartó rotundamente que la presencia de los latinos en reuniones como la de Montevideo pueda ser interpretada por el Gobierno de Estados Unidos como una Injerencia en asuntos internos. "Reconocer la presencia latina desde afuera no sería para nada atentatorio contra Estados Unidos. No me parece que sería algo que iría en contra del nivel de reconocimiento interno que hay en este país, al contrario", aseguró. "Proclamar la necesidad de ampliar las cumbres es una cosa. Hacerlo es otra y requeriría que los gobiernos iberoamericanos y los latinos de Estados Unidos tomen riesgos políticos", afirmó Restrepo.

Descarga la aplicación

en google play en google play