Escúchenos en línea

Arizona y Colorado proscriben a los inmigrantes ilegales

Agencia Notimex. Desde Phoenix, Arizona. | 8 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Dos iniciativas que buscan combatir la inmigración ilegal y desalentar a empresas a contratar indocumentados, sometidas a plebiscito en Colorado, se perfilan hacia una victoria, al igual que otras cuatro enmiendas en Arizona. De acuerdo a resultados preliminares de la Oficina de Elecciones de Colorado el denominado referendo K recibió 693 mil votos de electores que lo apoyaron en comparación con 540 mil que lo rechazaron tras contabilizar una mayoría de casillas en la entidad. La medida K sometida a consulta en los comicios de medio periodo celebrados la víspera, ordena demandar ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos la aplicación al pie de la letra de leyes federales para combatir la inmigración ilegal. Asimismo la otra iniciativa antiinmigrante en Colorado, conocida como referendo H, se perfila al parecer hacia una victoria por estrecho margen al contar con 619 mil votos a favor y 592 mil en contra tras ser contabilizadas la mayoría de casillas electorales. El referendo H busca desalentar a empresas a contratar ilegales cuando sepan de antemano que esos trabajadores están sin documentos en el país, al eliminar exenciones fiscales de las que se benefician negocios en el estado por cada uno de sus empleados. Según partidarios de los referendos H y K, existe descontento en Colorado por la ineficacia del gobierno federal para contener la inmigración ilegal que se beneficia de servicios médicos y educativos locales gratuitos subsidiados con dinero de contribuyentes. En Arizona, otras cuatro medidas antiinmigrantes que apuntan a contener el flujo de inmigrantes ilegales, entre ellas una para hacer del inglés el idioma oficial del estado, fue aprobada por una mayoría abrumadora en los comicios del martes en Arizona, Estados Unidos. Tres de las medidas buscan ampliar la lista de beneficios gubernamentales denegados a los indocumentados. Los conteos casi completos mostraban que cada una de las cuatro medidas habían recibido al menos el 70% de los votos para aprobarlas. Su éxito siguió a una campaña poco altisonante que de todas formas logró captar la atención en un estado que enfrenta muy de cerca el tema sobre cómo manejar las decenas de miles de inmigrantes ilegales que entran a su territorio provenientes de México. Los promotores de las medidas dijeron que éstas ahuyentarían a los inmigrantes indocumentados de un estado que recibe la mayor cantidad de extranjeros que cruzan ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos. El representante republicano Russell Pearce fue la fuerza impulsora detrás de las medidas. "Esto es Estados Unidos; aquí hablamos inglés", afirmó. "No se trate de Russell Pearce. Se trata de Estados Unidos. De su ciudadanía. No recompensamos a las personas que se meten ilegalmente a este país". Algunos opositores habían argumentado que las medidas eran mal intencionadas y, en el caso de la medida para enfatizar que el inglés es el idioma oficial, innecesarias. Con 95% de los precintos ya contabilizados, la Propuesta 103 –la medida sobre el inglés– fue aprobada por 74% de los votos a favor y 26% en contra. La Propuesta 100, que negaría el derecho a fianza a los inmigrantes ilegales acusados de delitos graves como homicidio, violación o secuestro, estaba siendo aprobada con 77% de los votos a favor. La Propuesta 101, una medida para prohibir que a los que cruzan la frontera en forma ilegal se les concedan pagos por daños civiles, iba ganando por 74% por 26% en contra. La cuarta medida, la Propuesta 300, que le prohibiría a los inmigrantes ilegales ser considerados como estudiantes en universidades del estado y aplicaría otras restricciones a su educación, estaba siendo aprobada por 71% a favor. Los abrumadores resultados fueron alcanzados a pesar de que prácticamente no se les hizo publicidad. Los opositores dijeron que habían reunido 66.000 dólares para combatir las medidas. Las propuestas fueron parte de 19 iniciativas especiales sometidas a votación coincidiendo con las elecciones de medio término. En Arizona se presentaron en total 19 propuestas, más que en ningún otro estado. Los votantes no mostraron tanto entusiasmo ante otras iniciativas y rechazaron una que habría otorgado un millón de dólares a un votante elegido al albur en cada una de las elecciones generales.

Descarga la aplicación

en google play en google play