Escúchenos en línea

Supremo celebra investidura formal de Sonia Sotomayor

Washington. EFE. | 8 de Septiembre de 2009 a las 00:00
El Tribunal Supremo de EEUU celebró este martes la investidura de la juez Sonia Sotomayor durante una ceremonia formal a la que asistió el presidente de EEUU, Barack Obama, el vicepresidente Joe Biden y el fiscal general Eric Holder. El acto en la sala de audiencias del Tribunal contó además con numerosos representantes puertorriqueños y otros miembros de la comunidad latina, además de amigos y familiares de Sotomayor. El presidente de la Universidad de Puerto Rico, Antonio García Padilla, dijo en un comunicado que la llegada de Sotomayor al Supremo "enfatiza la importancia de la diversidad cultural y de la igualdad de género en el nuevo perfil que queremos para el mundo, para nuestras comunidades, y especialmente, para cada joven latino". Sotomayor es la primera persona latina y la tercera mujer en ocupar uno de los nueve cargos vitalicios del Supremo. La juez de 55 años lució por primera vez la toga larga y negra que usan los jueces del Supremo, a la que dio un toque personal y femenino con un cuello bordado en blanco, regalo de su compañera en el Supremo, la juez Ruth Bader Ginsburg. Durante la ceremonia, oficiada por el presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, Sotomayor se comprometió a aplicar la justicia por igual a todas las personas y a hacer el bien tanto a pobres como a ricos. Finalizado el juramento, se sentó en el extremo derecho de la larga mesa de madera que preside la sala de audiencias junto a los otros ocho magistrados del Supremo. Tras la ceremonia, la juez posó primero con Roberts frente a las escalinatas del Tribunal Supremo y después con sus familiares más allegados: su madre, su padrastro y su hermano y cuñada. "Decidme cuándo ya tengáis suficiente", bromeó Sotomayor, que se pondrá a trabajar mañana mismo, cuando el tribunal interrumpirá su receso veraniego para escuchar los argumentos de un caso que según dice el diario The New York Times "podría cambiar la dirección de la democracia estadounidense". El caso en cuestión, "Ciudadanos Unidos vs FEC (Comisión Federal Electoral)" surgió a raíz del documental "Hillary: la Película". La cinta, elaborada por el grupo conservador sin ánimo de lucro Ciudadanos Unidos, examinaba la trayectoria y personalidad de la ex senadora de Nueva York, en la actualidad secretaria de Estado. Los autores querían que el documental se hubiera difundido durante las elecciones primarias del año pasado pero la Comisión Federal Electoral determinó que la cinta violaba la ley de financiación electoral McCain-Feingold. El caso voló más alto hasta poner en tela de juicio las restricciones a las donaciones electorales de las empresas. El tribunal decretó en 1990 que dada su "inmensa" riqueza, las empresas tenían la capacidad de silenciar las voces individuales en el diálogo político en el país. En "Austin vs la Cámara de Comercio de Michigan" el Supremo respaldó una ley estatal que prohibía a las empresas utilizar sus beneficios para financiar anuncios a favor o en contra de candidatos políticos. Ese precedente se reforzó en el año 2003 cuando el tribunal respaldó la ley de reforma de financiación electoral federal conocida como McCain-Feingold, que limita la influencia de empresas, sindicatos y otros grupos de interés en las campañas. Los jueces escucharán mañana los argumentos a favor y en contra de esas restricciones. Los magistrados conservadores Anthony Kennedy, Antonin Scalia y Clarence Thomas están a favor de anular las restricciones. Los jueces progresistas John Paul Stevens, Ruth Bader Ginsburg y Stephen G. Breyer están a favor de mantenerlas, al igual que lo estaba David Souter, a quien sustituye Sotomayor. Se espera que Sotomayor vote en la misma línea que Souter. Los grandes interrogantes son Roberts y Samuel Alito, que se han mostrado a favor de reducir las restricciones, pero hasta la fecha han sido reacios a declarar inconstitucionales las prohibiciones sobre los gastos corporativos.

Descarga la aplicación

en google play en google play