Escúchenos en línea

Programa busca combatir discriminación en Iowa y Nebraska

Denver. EFE. | 22 de Septiembre de 2009 a las 00:00
La Universidad de Iowa (UI) y el Centro Appleseed de Nebraska colaborarán en un proyecto de educación comunitaria en ambos estados para prevenir la discriminación de extranjeros, especialmente inmigrantes latinos, se informó este martes. Amy Weismann, subdirectora del Centro de Derechos Humanos de UI, explicó que tanto Iowa como Nebraska ofrecen buenas oportunidades de empleo, principalmente en el sector agrícola-ganadero, buena educación y un alto nivel de vida, por lo que atraen a un importante número de inmigrantes. "Pero, dijo, con frecuencia los nuevos trabajadores inmigrantes son vulnerables a la discriminación, la explotación o el trabajo en condiciones insalubres". Por eso, el Centro de Derechos Humanos y el Centro de Empleo de UI, junto con el Centro Appleseed de Leyes en el Interés Público (en Lincoln) gestionaron un subsidio de 50.000 dólares ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos "para expandir este importante programa comunitario que beneficiará a la fuerza laboral inmigrante en ambos estados". El programa durará un año y se enfocará en enseñar a los inmigrantes y a los empresarios y comerciantes cuáles son las oportunidades educativas y empresariales que unos y otros tienen y qué dicen las leyes sobre los derechos de los trabajadores nacidos en el extranjero. Weismann puntualizó que la campaña se enfocará principalmente en las industrias de la construcción y del procesamiento de carne. En Iowa, los talleres comunitarios se realizarán en las ciudades de Sioux City, Ottumwa, Waterloo, Davenport, Denison, Des Moines, Cedar Rapids, Columbus Junction, y West Liberty. En Nebraska, las actividades se realizarán en Columbus, Crete, Fremont, Grand Island, Lexington, Lincoln, Madison, Norfolk, Schuyler, South Sioux City, Wakefield y Wayne. Por su parte, Jennifer Sherer, directora del Centro de Empleo de UI, aseveró que la meta del proyecto es "asegurarnos que los trabajadores, los sindicatos y los empleadores entiendan que, tanto para los nacidos en este país como para los extranjeros, es ilegal discriminar a una persona por su ciudadanía, situación migratoria o nacionalidad". Además de los talleres, la universidad y el Centro Appleseed prepararán materiales educativos, vídeos y anuncios para los medios de comunicación. Weismann subrayó la importancia del proyecto debido a que del 2000 al 2006 la población inmigrante de Iowa creció casi un 30 por ciento y la de Nebraska un 35 por ciento. En la actualidad, el 3,1 por ciento de los tres millones de habitantes de Iowa son inmigrantes. En Nebraska, el 4,4 por ciento de los 1,8 millones de residentes son extranjeros.

Descarga la aplicación

en google play en google play