Escúchenos en línea

60% de latinos indocumentados carece de seguro médico

Washington. EFE. | 25 de Septiembre de 2009 a las 00:00
Seis de cada diez adultos latinos que viven en Estados Unidos pero no son ciudadanos ni residentes legales carecen de seguro médico, según un informe divulgado este viernes por el Centro Pew. La proporción de personas que carecen de acceso al cuidado regular de la salud es entre los indocumentados mucho más alta que entre los adultos latinos que son residentes legales o ciudadanos (28 por ciento) o entre la población adulta de Estados Unidos (17 por ciento). "Esta encuesta de alcance nacional ofrece un panorama detallado del acceso al seguro médico y el cuidado de la salud de un subgrupo de inmigrantes que se ha convertido en un foco de atención en el debate actual sobre la reforma del sistema de salud", afirmó Gretchen Livingston, investigadora del grupo de estudio con sede en Washington. Los inmigrantes indocumentados son aproximadamente el 17 por ciento de los 46 millones de personas que en Estados Unidos carecen de un seguro de salud, según la Oficina del Censo. De acuerdo con los cálculos del Centro Pew hay 11,9 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos y de ellos el 76 por ciento son latinos. "En términos generales aproximadamente uno de cada cuatro adultos latinos es un inmigrante indocumentado", agregó el informe. "De acuerdo con los cálculos del Centro Pew, aproximadamente el 98 por ciento de los inmigrantes latinos que no son ciudadanos o residentes legales, son indocumentados". El estudio se sustenta en los datos de una encuesta de una muestra representativa nacional de 4.013 latinos realizado entre julio y septiembre de 2007. "Aproximadamente uno de cada tres latinos en este grupo que no tiene un proveedor regular de servicios de salud indica que la situación financiera es el factor determinante", añadió. "Pero la mayoría de los inmigrantes latinos indocumentados responde que no necesitan esos servicios". "Los latinos que no son ciudadanos ni residentes legales permanentes son, relativamente, jóvenes y es menos probable que estén enfermos, o se consideren enfermos comparados con otros adultos", añadió. Sólo el 57 por ciento de estos latinos tiene acceso regular a un servicio de salud que no sea la sala de emergencia del hospital, comparado con el 76 por ciento de los latinos que son ciudadanos o residentes legales, y el 83 por ciento entre la población general del país. El 41 por ciento de los latinos sin documentos indicó que su proveedor habitual de servicios de salud es una clínica comunitaria o un centro médico local. "Estos centros están diseñados primordialmente como 'redes de seguridad' para las poblaciones vulnerables y reciben su financiación de una variedad de fuentes, incluidos el gobierno federal, los gobiernos estatales y fundaciones privadas, así como los reembolsos de los pacientes sobre la base de una escala móvil", explicó el informe. Aproximadamente el 15 por ciento de los latinos indocumentados indica que usan médicos, instalaciones hospitalarias u organizaciones de asistencia de la salud del sector privado cuando están enfermos o necesitan consulta sobre su salud. "Tradicionalmente a los pacientes en esos servicios se les exige que paguen por su cuidado ya sea mediante un seguro o de su propio bolsillo", indicó el informe. En términos generales el contingente latino indocumentado es relativamente joven y, según el informe aproximadamente el 43 por ciento de los adultos latinos en este grupo tienen menos de 30 años de edad, comparados con el 27 por ciento de los latinos adultos documentados y el 22 por ciento de la población general. "La juventud de esta población contribuye a su condición de salud relativamente mejor", indicó el informe.

Descarga la aplicación

en google play en google play