Escúchenos en línea

Mexicano en condición crítica, nueva víctima del odio racial

Nueva York. EFE. | 14 de Octubre de 2009 a las 00:00
Un inmigrante mexicano se encuentra en condición crítica en un hospital de Nueva York tras ser golpeado, en un incidente considerado como un crimen de odio racial por las autoridades, mientras su esposa e hija claman por justicia. Mario Vera Rivera, de 37 años, fue agredido en el condado de Brooklyn el pasado 23 de septiembre por dos o tres hombres presuntamente afroamericanos que le gritaron en inglés adjetivos racistas de "mojado, mojado, latino fuera" y le robaron los documentos que llevaba consigo. Este caso se da a conocer días después de que un homosexual fuera atacado en un incidente que también la policía investiga como crimen de odio y sigue a otros ataques contra inmigrantes que costaron la vida a los ecuatorianos Marcelo Lucero y José Sucuzhañay el año pasado. Vera Rivera, que hace 20 años emigró del Distrito Federal y estaba desempleado, no habla ni reconoce a su familia debido a los coágulos cerebrales causados por los golpes, dijo este miércoles entre llantos su esposa Ana Gallardo, también mexicana. "El doctor me ha dicho que él no me puede decir que mi esposo va a sanar de la noche a la mañana. Pueden ser días, semanas, meses, hasta años", señaló en conferencia de prensa, junto a un grupo de activistas, líderes religiosos y el vicecónsul mexicano a cargo de protección, Mario Cuevas, frente al hospital Beth Israel de Manhattan donde está recluido hace 14 días. "Estoy devastada, no como, no duermo y el miedo de que uno no hace nada, salir y que te puedan atacar. No sé si ustedes me entienden", dijo desesperada la mujer que apenas podía hablar por el dolor y el llanto. Gallardo comentó a los medios del dolor que le causó además ver a su hija Viridiana, de 16 años, hablando a su padre y que éste no responda. "Mi nena ha entrado en 'shock', mi nena llora y cuando viene a ver a su papá, antes de que entremos el doctor nos dice 'tranquilas, rían', pero es bien difícil", afirmó. El día del incidente Vera, que cumple años el próximo 22 de octubre, había ido a una oficina en Manhattan del Instituto Puertorriqueño/Latino para Personas Mayores que también ofrecen ayuda a inmigrantes en temas migratorios, donde además le habían entregado comestibles. Pero, cuando llegó a Brooklyn, de camino a su casa, fue agredido por dos ó tres afroamericanos y aunque hubo testigos nadie intervino, según le dijo a su esposa al llegar a su casa. Vecinos le informaron a Gallardo que su esposo se había desmayado al llegar al edificio donde residen. A pesar de los golpes y vómitos y de que había perdido movilidad, Vera no fue al hospital por temor ya que son indocumentados. Finalmente, dos días después su esposa se comunicó con la trabajadora social que les ayuda en el Instituto Puertorriqueño, Judith Ortiz, quien le recomendó que lo llevara a una institución sanitaria. La pareja acudió al hospital Woodhull en Brooklyn donde sólo le dieron medicamentos para el dolor de cabeza porque presuntamente tenía migraña. El 28 de septiembre, cuando la pareja acudió al Instituto Puertorriqueño para unos trámites relacionados con su hija, Ortiz se percató de que Vera no estaba bien. El 1 de octubre, cuando Vera y su esposa volvieron para una clínica de vacunación de la gripe estacionaria, Ortiz le pidió al doctor Héctor Castro que lo examinara y éste lo envió a la sala de urgencias del Beth Israel. "Al día siguiente Castro me llamó y me dijo de la gravedad del caso", dijo Ortiz, que se comunicó con la policía y activistas latinos, entre éstos Walter Sinche, de la Alianza Ecuatoriana Internacional, que ha hecho gestiones para que Ana y su hija reciban ayuda económica. Sinche leyó un mensaje enviado por Viridiana en el que pide ayuda para capturar a los agresores de su padre. "Quiero justicia para mi padre, pido a las autoridades que agarren a los criminales porque es injusto que hagan daño a la comunidad y pido todo el apoyo y solidaridad para el caso de mi padre", señala el mensaje de la joven. Sinche informó además que se abrió una cuenta en el Citibank, a nombre de Mario Vera con el número 9957183078.

Descarga la aplicación

en google play en google play