Escúchenos en línea

Activistas latinos tienen esperanza en demócratas

Peter Prengaman, agencia AP. Desde Riverside, California. | 16 de Noviembre de 2006 a las 00:00
En una sesión reciente, activistas políticos latinos debatieron formas para nombrar a los 1.100 kilómetros de vallas a lo largo de la frontera mexicana aprobados el mes anterior por el Congreso. "Muro de Berlín" fue el lenguaje usado en la agenda de la reunión. "Mejor llamarlo el 'Muro del Apartheid', debido a las implicaciones raciales", dijo alguien. "Deberíamos llamarlo lo que es, una extensión del 'Muro de la Tortilla'", sugirió otro activista, refiriéndose al nombre despectivo que le dan los inmigrantes mexicanos a los muros construidos alrededor de Tijuana en la década de 1970. Con los demócratas preparados para ser la mayoría en el Congreso el año entrante, grupos partidarios de los inmigrantes se están reuniendo en todo el país para diseñar una nueva estrategia con el fin de obtener amnistía para indocumentados, derogar la Ley del Muro Seguro y obtener más visas para extranjeros. Los activistas dicen que tienen mejores oportunidades de lograr reformas con los demócratas que con los republicanos, pero creen que de todas formas moldear la opinión pública requerirá intensa presión y esfuerzos políticos. "No lo estamos tomando como si los demócratas fueran la panacea para la reforma migratoria", dijo Armando Navarro, coordinador de la Alianza Nacional para los Derechos Humanos, una organización protectora de grupos latinos en el sur de California. "Pero si esperan conseguir la Casa Blanca en el 2008, más vale que nos escuchen". Grupos contrarios a la inmigración ilegal sostienen que un buen número de demócratas estarán reacios a participar en la legalización de los 12 millones de inmigrantes ilegales que se estima hay en Estados Unidos. "Muchos de los miembros recién elegidos iban con la bandera de aplicar las leyes, así que será difícil para ellos dar un giro y votar por una amnistía", dijo Ira Mehlman, vocera de la Federación para una Reforma Estadounidense de Inmigración, un grupo que busca detener la inmigración ilegal. A principios de año, organizaciones de grupos latinos, iglesias, sindicatos y personas encargadas de seleccionar discos en español movilizaron a cientos de miles de personas para protestar contra una ley aprobada por la cámara baja en diciembre pasado, la cual castiga penalmente a inmigrantes ilegales y a aquellos que los ayudan. Sin embargo, aparecieron grietas en la superficie en ese frente unido, luego que el Senado aprobara una ley en mayo que crearía una vía para que algunos inmigrantes ilegales obtuvieran la ciudadanía y se estableciera un programa temporal para trabajadores inmigrantes, con el fin de traer a este país principalmente a jornaleros de bajo sueldo para los campos de cultivo. Algunos grupos prolatinos vieron a la legislación como un primer paso hacia una solución, mientras que otros la rechazaron. Los sindicatos se preocuparon de que la cláusula de trabajadores inmigrantes temporales pudiera erosionar los esfuerzos de las organizaciones. Ahora, activistas intentan reparar aquellas brechas y mostrar un frente unido cuando presionen a los demócratas para una reforma.

Descarga la aplicación

en google play en google play