Escúchenos en línea

Richardson pide a Bush ayuda para Elvira Arellano

Barry Massey. Desde Santa Fe, Nuevo México. | 17 de Noviembre de 2006 a las 00:00
El gobernador Bill Richardson le pidió al presidente George W. Bush que le preste ayuda a una indocumentada que se refugió en una iglesia de Chicago para evitar ser deportada a México. Richardson ha seguido el caso de Elvira Arellano en los medios de comunicación y considera que la crisis que enfrenta su familia es un "perfecto ejemplo" de las razones por las cuales es necesario reformar las leyes migratorias, dijo su vocero Jon Goldstein. Arellano, quien hacía faenas de limpieza en el Aeropuerto Internacional O'Hare y fue declarada culpable por usar un número de seguridad social falso, se encuentra en la iglesia desde agosto. Su hijo Saúl, de 7 años y nacionalidad estadounidense, viajó a México esta semana y logró que la Cámara de Diputados le pidiera al Congreso que suspendiera la deportación de indocumentados que sean padres de ciudadanos de Estados Unidos. "El caso de Arellano es una llamada de atención al peligro de no implementar un plan migratorio amplio", dijo Richardson el miércoles en un mensaje a Bush, dado a conocer por su oficina el jueves. "La falta de acción pone a nuestros ciudadanos más vulnerables _los niños estadounidenses hijos de padres indocumentados, que se estima son tres millones_ en riesgo". El gobernador, cuya madre es mexicana, dijo que el deportar a Arellano hará que la familia se vea obligada a elegir entre obligar al muchacho a dejar a su madre si se queda en Estados Unidos, o "o renunciar a su derecho de crecer como un estadounidense". La oficina de prensa de la Casa Blanca remitió las solicitudes de comentarios a la Oficina de Inmigración y Aduanas, la cual no respondió el viernes de inmediato. Richardson, el único gobernador de ascendencia hispana del país, fue reelecto este mes para un segundo mandato de cuatro años. Está considerando buscar la nominación del Partido Demócrata a la presidencia para el 2008 y dice que dará a conocer su decisión en enero. El tema de la migración no ha sido tan complicado en Nuevo México como lo ha sido en otros estados. La entidad le permite a los indocumentados obtener una licencia de conducir y a sus hijos ser becados por el gobierno estatal.

Descarga la aplicación

en google play en google play