Escúchenos en línea

Jurado ordena a ranchero pagar 98,000 dólares a familia latina

Agencia AP. Desde Sierra Vista, Arizona. | 23 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Un jurado le ordenó a un ranchero pagar casi 100.000 dólares a una familia latina a la que encañonó con un fusil de asalto tras acusarla de invadir su propiedad, en un fallo que grupos activistas dicen ofrece esperanza a inmigrantes que han padecido abusos similares. Roger Barnett, un activista contrario a la inmigración ilegal que afirma haber detenido a más de 10.000 migrantes durante los últimos 10 años, fue hallado sólo parcialmente responsable por un jurado civil del condado de Cochise en conexión con un incidente ocurrido en octubre del 2004. Barnett fue demandado por Ronaldo Morales, su padre Arturo, sus dos hijas y un amigo, todos ciudadanos estadounidenses de ascendencia mexicana, a quienes confrontó cerca de su rancho. La demanda, patrocinada por la Red de Acción Fronteriza y el Centro Legal Sureño sobre Pobreza, acusó a Barnett de intento de lesiones, privación ilegal de la libertad, negligencia e imposición intencional de aflicción emocional, y dijo que el grupo de cacería de Morales estaba cruzando legalmente terrenos que Barnett renta al estado. "Estamos realmente aliviados de ver que finalmente se ha hecho responsable a Roger Barnett por las acciones que ha tomado y la violencia que ha infligido y no sólo contra los miembros de la comunidad de Douglas", expresó Jennifer Allen, directora de la Red de Acción Fronteriza, con sede en Tucson. Los grupos también acusaron a Barnett de hacerse justicia por su propia mano y abusar de los inmigrantes ilegales que detiene en su rancho. "Esto también es una señal para los migrantes que han recibido abusos, de que este tipo de acciones son, de hecho, ilegales", agregó Allen. Barnett negó haber amenazado a la partida de cacería y testificó que sólo sacó su fusil AR-15 porque los adultos en el grupo llevaban rifles. También negó las alegaciones por el grupo, de que los insultó con epítetos raciales y amenazó con dispararles. El jurado en la corte civil valoró los daños en el caso en 210.000 dólares, pero le ordenó pagar 98.000 luego de deliberar que parte de la culpa era de los dos hombres en la partida de cacería. Morales, un veterano de la Marina, dijo que sintió que el veredicto hizo justicia, informó el jueves el Sierra Vista Herald.

Descarga la aplicación

en google play en google play