Escúchenos en línea

Las malacrianzas de los funcionarios de migración en EEUU

Por Hugo Alconada Mon, corresponsal en Washington. Diario La Nación, de Argentina. | 25 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Esas personas que ponen los primeros sellos de entrada empeoran la imagen del país, generan pérdidas millonarias y, como si fuera poco, disuaden a millones de viajar por placer o incluso por negocios. Esas son las conclusiones centrales de una encuestadora norteamericana convocada por la Discover America Partnership (DAP), una alianza de grandes empresas norteamericanas vinculadas al turismo que querían evaluar cómo es visto Estados Unidos en el exterior y cómo se puede mejorar su imagen. Las conclusiones resultaron sorpresivas, al menos para ellos. La primera queja es que Estados Unidos es considerado "el peor" país a la hora de tramitar un visado. Y, conseguido éste, por los maltratos de sus funcionarios de inmigración. La encuesta, realizada por la firma RT Strategies, contó con el aporte de 2011 viajeros internacionales de 16 países, seleccionados por viajar con frecuencia a todo el mundo. El 39% de ellos señaló a Estados Unidos como "el peor" país a la hora de los visados y los trámites migratorios. Más del doble de los que citaron a Medio Oriente (16%), el segundo en la lista, o a Asia y Africa (12% cada uno), América Central y del Sur (7%), Europa (6%), Australia y Nueva Zelanda (3%), Canadá (2%), México (1%) y el Caribe (1%). Más de la mitad de los consultados dijo, por ejemplo, que los funcionarios de inmigración son "maleducados" y dos de cada tres incluso afirmaron que temen ser detenidos al arribar a Estados Unidos por un simple error en sus documentos o por decir algo erróneo ante las preguntas de Migraciones. La situación, claro está, tampoco es sencilla. Este país es la meca de los negocios y el tercer destino más popular del orbe, con más de 50 millones de turistas por año, sólo por detrás de España y Francia. Pero afronta desde hace cinco años la amenaza terrorista que desató Al-Qaeda el 11 de septiembre de 2001. A eso se suma, explican desde la administración Bush, que los controles migratorios, en los consulados en el exterior y en los controles fronterizos, funcionan como los primeros filtros de inmigrantes ilegales. Cada año, este país acumula otras 500.000 personas sin permisos de residencia. Sólo en 2005, Aduanas y Migraciones interceptó "más de 75.000 documentos fraudulentos y detuvo a más de 84.000 personas en los puertos de entrada intentando ingresar con alegatos de ciudadanía o documentos falsos", informó ayer el Departamento de Seguridad Interior. Su jefe, Michael Chertoff, recordó que "la habilidad de usar de mala manera documentos para entrar en este país abre las puertas para que un terrorista lleve a cabo un ataque". El valor de la diplomacia Aunque abocada a lograr que diez millones de turistas más arriben a Estados Unidos en los próximos 12 meses, la DAP optó por citar la encuesta desde otro punto de vista ante el poder político de esta capital: desde la diplomacia personalizada. "Visitar Estados Unidos e interactuar con los norteamericanos puede ser una experiencia muy poderosa y positiva para los turistas", declaró el director ejecutivo de la DAP, Geoff Freeman, y dijo que esa experiencia mejoraría la imagen del país alrededor del mundo. "Desgraciadamente, las percepciones sobre los agentes de migración como «maleducados» y «arrogantes» hacen que los turistas se alejen, además de dañar la imagen del país", abundó. De hecho, los mismos encuestados que criticaron a Estados Unidos tienen una imagen positiva del país (72%). Y el 63% dijo que su visión del país mejoró luego de haberlo visitado. Por el contrario, la DAP remarcó que, entre 2000 y 2006, la cantidad de turistas, excluidos los de México y Canadá, se redujo al 17%, mientras que los viajes de negocios descendieron un 10%. Las cuentas son claras: cada punto porcentual equivale a US$ 12.300 millones y 150.000 puestos de trabajo.

Descarga la aplicación

en google play en google play