Escúchenos en línea

Huellas dactilares identifican a inmigrantes

Agencia AP. Desde Los Ángeles, California. | 27 de Noviembre de 2006 a las 00:00
Jesús F. Palacios fue arrestado el mes pasado cuando la policía le vio tratando de forzar la puerta de un auto. Usando el recién adquirido acceso a los archivos federales de inmigración, compararon sus huellas dactilares con la base de datos en el cuartel de policía y determinaron instantáneamente que el mexicano de 30 años era un inmigrante ilegal previamente deportado y con un historial delictivo. Los agentes alertaron a las autoridades federales y recibieron la orden de retener a Palacios bajo sospecha de violaciones a las leyes migratorias. El había sido expulsado de Estados Unidos al menos tres veces tras ser declarado culpable de abuso sexual de menores y robo de autos. En el pasado, sospechosos como Palacios habrían sido dejados en libertad bajo fianza mientras la policía esperaba horas para que funcionarios estatales y federales hicieran una revisión de sus antecedentes. Pero ahora, como parte de los cambios tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, el Departamento de Seguridad Interior y el Departamento de Justicia están trabajando para dar a las autoridades locales acceso rápido al registro de huellas dactilares, con el fin de que puedan determinar si los sospechosos bajo arresto están ilegalmente en el país. "Esto ha sido de una ventaja enorme para las agencias locales del orden", dijo el teniente Larry Bryant, del departamento del alguacil del condado de Los Angeles. "Si no tuviésemos esa capacidad, habría grandes probabilidades de que esos individuos quedasen sin ser detectados". El Departamento del Alguacil en el condado de Los Angeles y casi 50 agencias de policía más en el sur de California han recibido acceso rápido a los archivos federales sobre inmigrantes delincuentes. Lo mismo sucede en Boston y Dallas. El gobierno federal trata de poner información a la disposición de todas las agencias locales del orden en un plazo de dos años, con el fin de ayudar a capturar a los inmigrantes delincuentes, a personas vinculadas con grupos terroristas y otras que representen una amenaza. Defensores de los derechos civiles han expresado su preocupación de que el solicitar la participación de las autoridades locales en el esfuerzo pueda afectar la cooperación de la población, especialmente en comunidades en las que la policía se apoya en los inmigrantes para recibir información sobre delitos, sin que éstos teman que su estatus migratorio sea examinado. "La principal herramienta de las agencias del orden para resolver crímenes es la cooperación de la comunidad", dijo John Trasviña, presidente del Fondo Mexicano-Americano de Defensa Legal y Educación. En Los Angeles, Bryant dijo que no hay indicios de que los agentes hayan arrestado a alguien solamente para revisar su estatus de inmigración. "Tenemos cosas más importantes que hacer", dijo.

Descarga la aplicación

en google play en google play