Escúchenos en línea

Canciller guatemalteco promueve programa de apoyo a deportados

Los Ángeles. EFE. | 11 de Enero de 2010 a las 00:00
El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Haroldo Rodas, promueve en Los Ángeles un programa de recepción humanitaria para los indocumentados deportados desde EEUU, al que próximamente se unirá el gobierno de El Salvador. Rodas se reunió este lunes con cónsules de El Salvador, Nicaragua, México, Panamá, Belice, la República Dominicana y Ecuador con los que discutió la necesidad de apoyar a los deportados en sus países, de manera que el proceso sea menos traumático para los inmigrantes y sus familias. El ministro anotó que la cifra de guatemaltecos deportados el año pasado -27.222 según la Dirección General de Migración (DGM) de Guatemala- fue ligeramente menor que la de 2008, con cerca de 600 deportados menos. Asimismo, detalló el programa de su país para atender a los ciudadanos guatemaltecos que son repatriados desde Estados Unidos por vía aérea. "Se les provee servicios de alimentación, comunicación telefónica gratuita a cualquier lugar del país, transporte a terminales de buses en la capital y pasajes para quienes no tengan los recursos para regresar a su sitio de origen", explicó el canciller refiriéndose al Programa de Recepción Digna a los Repatriados. La iniciativa -que funciona desde hace cerca de cuatro años y se realiza en conjunto con otras organizaciones de asistencia legal y médica- resultó "una idea interesante" para ser compartida con El Salvador. "Hablamos con el viceministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, (Juan José) García para saber cómo en conjunto podemos trabajar en la ayuda humanitaria que se plantea", explicó a Efe Rodas respecto al problema que representa la deportación de inmigrantes. "Lo identificamos como un punto de interés y en las próximas semanas tendremos una reunión para concretar en términos muy precisos que es lo que vamos a hacer en conjunto", señaló el ministro guatemalteco. Rodas destacó que para su gobierno junto con el problema de las deportaciones está "el tema más complejo es la división de las familias. Este es un tema que esperamos que la nueva ley migratoria pueda resolver". Dijo que su país espera que "exista una regularización migratoria de todos los inmigrantes y que se incorporen procesos migratorios para la reunificación familiar especialmente en el caso de los cónyuges e hijos menores". También pidió que se agilice el mecanismo para que los familiares deportados de personas que están legalmente en EEUU puedan reunirse con sus familias. "La unificación familiar se convierte en uno de los centros fundamentales de cualquier reforma migratoria que se dé en los Estados Unidos", aseguró el canciller. Igualmente manifestó que dentro de los intereses del Gobierno de Guatemala en una eventual reforma de inmigración, figura ofrecer un período de tiempo mayor antes de ejecutar una deportación. "Proveer un período de tiempo razonable para que todas aquellas personas que hayan recibido orden de deportación o (acepten) salida voluntaria -y que no hayan abandonado el país- puedan reabrir su caso y aplicar para la residencia legal", explicó. El funcionario destacó que estas peticiones han sido tratadas con el gobierno de Washington en distintas reuniones y a diferentes niveles, como cuando él personalmente se reunió con el vicepresidente Joe Biden durante su visita a Costa Rica. "Y el presidente (de Guatemala, Álvaro) Colom le mandó una nota al presidente (Barack) Obama", durante la reunión de mandatarios centroamericanos con el presidente estadounidense en abril pasado. El canciller señaló que la reforma "es un tema interno de la política Estados Unidos y no queremos intervenir, pero tenemos un millón y medio de guatemaltecos en EEUU, de los cuales la mitad son indocumentados, por lo cual el tema también es de altísima prioridad para nosotros". En la reunión de hoy con los cónsules, igualmente se presentó una actualización de lo que se está haciendo a través del consejo de ministros de todos los países centroamericanos con el fin de unificar esfuerzos para apoyar la situación de los inmigrantes. "Todo tiende a la reunificación familiar, lo peor para un ser humano es tener la incertidumbre de que en cualquier momento puede irse dejando a su familia. Eso es muy traumático", concluyó Rodas.

Descarga la aplicación

en google play en google play