Escúchenos en línea

Senador Cedillo exige alto al decomiso de autos a indocumentados

Los Ángeles. EFE. | 8 de Febrero de 2010 a las 00:00
El senador demócrata Gil Cedillo asegura que el decomiso de vehículos a trabajadores indocumentados sin licencia de conducir en Los Ángeles es una medida inhumana por los altos costes que supone para las familias de bajos recursos. "Es inhumano que la policía le quite los carros a los trabajadores porque no tienen licencia y con todas las cosas que llevan dentro de los vehículos los dejan tirados en las aceras", dijo a Efe Cedillo. El senador añadió que esta política "es cruel y humillante para una comunidad de inmigrantes de 2,5 millones que todavía no tienen documentos en California". El 4 de octubre de 1993, el entonces gobernador de California Pete Wilson aprobó la ley SB 976 con la cual eliminó el derecho de obtener una licencia de conducir a inmigrantes indocumentados. Desde 1998 Cedillo ha promovido la iniciativa de ley de licencias de conducir para indocumentados. La versión SB 60 fue vetada por el gobernador Arnold Schwarzenegger en octubre de 2005. Una versión con enmiendas de la SB 60 fue vetada por Schwarzenegger el 30 se septiembre de 2008 y después de haber sido reintroducida, actualmente es revisada en el Comité de Apropiaciones de la Asamblea. "La solución es que les permitan a los inmigrantes indocumentados tener su licencia así como fue por más de 60 años antes de que cambiara la ley", aseguró Cedillo. Entre las personas afectadas existe temor, por ello un trabajador que pidió ser identificado como "Toño", dijo a Efe que tuvo licencia de conducir durante 14 años, pero después de que entró en vigencia la ley no la pudo volver a renovar. "Yo trabajo de noche en una imprenta y el 1 de septiembre (de 2009) venía llegando a la casa en Long Beach cuando la policía me paró", recordó "Toño". "El documento que tengo es la tarjeta consular mexicana, revisaron con ese nombre en la computadora y aparece mi licencia, pero dice 'suspendida'", explicó. "El 26 de enero (2010) fui a la corte y le dije al juez que optaba por perder el vehículo y sólo pagué la multa de 625 dólares", indicó Toño. El inmigrante dijo que el automóvil era de su hermano y que prefirió pagarle 600 dólares por el vehículo que pagar 1.700 para sacarlo del depósito, con lo cual hoy tiene dificultades de transporte a su trabajo nocturno. En Glendale, el salvadoreño Oscar Ibañez, dijo a Efe que la policía le quitó el vehículo hace dos meses. "Tenía como cuatro días de haber comprado ese carro en 1.400 dólares, la policía me detuvo porque las placas a nombre de la persona que me lo vendió estaban vencidas", recordó. "Yo les dije que no tenía licencia, se lo llevaron y para sacarlo después de un mes tendría que haber pagado 1.300 dólares, por eso preferí perderlo, para cancelar la multa de 487 dólares he pedido extensión porque no tengo dinero para pagar ahorita", reveló. En el condado de Sonoma, el pasado 2 de febrero María Rico fue detenida en su vehículo que era conducido por un amigo sin documentos. "No recuerdo de cuánto es la multa que le pusieron a mi amigo, pero como el carro es mío voy a tener que pagar 200 dólares de la grúa y por cada día en el estacionamiento de la policía tengo que pagar 45 dólares y no los dan antes de un mes, en total van a ser 1.600 dólares", aseguró. "Voy a sacar los pocos centavos que tengo en el banco y el resto voy a buscar a ver quién me presta, porque el carro vale más", indicó. Juan José Gutiérrez, representante de la Coalición por los Derechos Plenos de los Inmigrantes, dijo a Efe que "desde que comenzó la administración del presidente Barack Obama se han incrementado los puntos de revisión de indocumentados en todo el país". "A veces es con la excusa de detectar motoristas ebrios, pero el resultado es que detienen inmigrantes sin documentos, les confiscan los carros y en muchos casos los llevan ante las autoridades de inmigración para deportarlos", finalizó.

Descarga la aplicación

en google play en google play