Escúchenos en línea

Remesas también tienen impacto positivo en EU, informe

Tucson. EFE. | 11 de Febrero de 2010 a las 00:00
Los millones de dólares en remesas enviadas anualmente desde Estados Unidos no solamente benefician la economía de los países receptores sino también el desarrollo económico de este país, según un informe divulgado la noche del miércoles. El reporte del Centro de Política Migratoria (IPC, por sus siglas en inglés) concluyó que el dinero enviado sirve para impulsar las exportaciones de productos estadounidenses a países como México, uno de los principales destinos de las remesas desde EEUU. "Mucha gente cree que las remesas son una fuga de dinero, una pérdida de dólares porque este dinero no es gastado dentro de Estados Unidos", dijo en conferencia de prensa telefónica Kristin Johnson, profesora de Ciencias Políticas de la Universidad de Rhode Island y autora del estudio. En el 2008 se enviaron más de 397.000 millones de dólares de remesas en todo el mundo, según estadísticas del Banco Mundial, siendo EEUU la fuente de aproximadamente 100.000 millones de dólares. Johnson destacó que es bien conocido que las remesas incrementan la capacidad de las familias de bajos recursos de adquirir bienes y productos, facilitan el desarrollo de la estructura financiera y proveen una fuente de micro financiación para que las personas comiencen un negocio propio. Agregó que existe poca documentación de cómo el envío de remesas a largo plazo beneficia la economía del país al impulsar el consumo de productos estadounidenses como resultado de la expansión de negocios, un aspecto importante para mantener la economía en buen estado. La académica puso como ejemplo los estados fronterizos como California cuyas exportaciones a México se incrementaron en un 14 por ciento durante el periodo 2007-2008, mientras que Arizona reportó un incremento del 12,9 por ciento y Texas del 10,9 por ciento en el mismo lapso. Johnson apuntó que estudios han demostrado que las remesas tienen un importante impacto en los estados sureños de México, donde el 80 por ciento de los fondos recibidos van directamente a la compra de comida, ropa y otros artículos. "Al incrementar el poder adquisitivo de las familias en países como México aumenta la demanda y la habilidad de comprar productos exportados desde EEUU", sostuvo. El reporte resalta que la inmigración también juega un importante papel ya que cuando viven en EEUU los inmigrantes se acostumbran a consumir y usan cierto tipo de productos que al regresar a sus países de origen continúan consumiendo. México es uno de los principales compradores de golosinas y de textiles producidos en Estados Unidos, los cuales generan anualmente más de 3.000 millones de dólares en exportaciones. También se dio a conocer que entre 2004 y 2008 las exportaciones de alcohol desde EEUU a México aumentaron en un 334 por ciento, mientras que las de artículos deportivos, juguetes y juegos crecieron en un 492 por ciento. La experta dijo que no es de sorprender que los 15 estados de EEUU con el mayor porcentaje de población extranjera también concentren el 53 por ciento del total de las exportaciones. Manifestó que debido a la crisis económica se anticipa que las remesas a México desciendan entre 9 y 10 por ciento. Ya en 2009 los envíos de dinero de los mexicanos a su país sufrieron una caída del 15,7 por ciento frente a los 25.137 millones de dólares de 2008, de acuerdo con el Banco de México (central), lo que demuestra que en tiempos difíciles los inmigrantes primero consumen localmente y después envían remesas a sus familias.

Descarga la aplicación

en google play en google play