Escúchenos en línea

Aplazan deportación de espía secreto argentino de la Migra

La Voz.com. | 20 de Febrero de 2010 a las 00:00
Un argentino, que trabajó durante años como informante secreto para los Servicios de Inmigración y Control de Aduanas y que luego fue detenido por ser indocumentado, obtuvo el indulto. La solicitud de Emilio Maya para aplazar su proceso de deportación fue garantizada después de que el legislador Maurice Hinchey solicitó al Congreso que Maya, de 34 años, y su hermana Analia de 30, recibieran garantías sobre su estatus legal en el país. Los Maya, que llegaron a Estados Unidos como turistas en los años 90 y se quedaron, manejaban un pequeño café en el poblado de Saugerties, cerca del río Hudson, ubicado en el distrito de Hinchey. Emilio era un bombero voluntario y Analia hacía de intérprete para la policía local, lo que supuso que iniciara el contacto con los servicios de inmigración, conocidos como ICE, por sus siglas en inglés. Los hermanos se introdujeron en el mundo de los informantes confidenciales a través de un amigo, el agente de policía Sidney Mills. Con la esperanza de que los hermanos pudieran lograr documentos legales, Mills los presentó a otros agentes del ICE en el 2005 y estuvo presente en algunas de sus operaciones como informantes encubiertos. Durante los siguientes cuatro años, los Maya arriesgaron su seguridad personal trabajando muchas horas como informantes encubiertos, dijeron. Llevando micrófonos bajo la ropa, se infiltraron en una red de prostitución, trabajaron en una fábrica que contrataba empleados indocumentados y ofrecieron información en operaciones de tráfico de personas y pandillas. Sin embargo, en lugar de recibir el prometido visado "S", que puede conllevar un estatus de residencia permanente, ICE les dijo el año pasado que su información ya no servía y que podrían ser deportados. "Después de haber sido tratados injustamente por largo tiempo y haber sido amenazados con la deportación inmediata, la familia Maya recibió hoy esperadas buenas noticias", dijo Hinchey cuando el aplazo fue anunciado el jueves. Una extasiada Analia gritó "eso son noticias fantásticas" durante una entrevista telefónica e inmediatamente empezó a planear una celebración en el café, llamado Tango. La lucha de los Maya captó la atención internacional tras un artículo de The Associated Press que detallaba su historia. Aunque habían prometido al ICE nunca hablar públicamente sobre su trabajo, los hermanos dijeron que hablaron con Hinchey por miedo y desesperación. El congresista, quien ocasionalmente come en el café, intervino de forma directa después de que Emilio fue arrestado el pasado noviembre y encarcelado durante 15 días.

Descarga la aplicación

en google play en google play