Escúchenos en línea

Sin confirmar muerte de joven hondureño en Texas

Yurina Rico, diario La Opinión, de Los Ángeles. | 9 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Las autoridades del condado de Fort Bend, Texas, no han podido confirmar si uno de los dos cadáveres encontrados en el asiento trasero de un vehículo robado es el de Abelardo Sagastume, hondureño que ingresó ilegalmente a Estados Unidos y que pudo haber sido asesinado por los traficantes de personas porque su hermana Lourdes, residente en Los Ángeles, no pudo reunir los 1,700 dólares que exigían para liberarlo. Michael Kubrisht, investigador criminal del Sheriff de Fort Bend, dijo que cada uno de los cadáveres tenía una identificación hondureña, pero que debido a las "características específicas que presentaban los cuerpos", golpeados y en estado de descomposición, no han podido establecer su identidad. "Las huellas digitales no corresponden a la información que tenemos y el primo [de Abelardo] no lo pudo identificar", afirmó ayer Kubrisht. "Por eso queremos tomar una prueba de ADN y compararlo con la de los padres, quienes tengo entendido están en Honduras". No dio más detalles porque el FBI ordenó confidencialidad. Sin embargo, La Opinión platicó con un testigo anónimo, que alega fue víctima de las torturas de los coyotes y aseguró que vio cuando mataron a Abelardo. "Nos tenían amarrados de las manos por la espalda. Nos quitaron la ropa y nos dijeron que nos matarían si no recibían el dinero. A mí me pegaron cuatro batazos en la cabeza y a Abelardo lo golpearon mucho más porque su familia no mandaba el dinero". Agregó que a todos los inmigrantes secuestrados les raparon pelo y cejas como forma de humillarlos. Este dato fue confirmado por María Gallaes, de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE), quien dijo que los dos cuerpos encontrados tenían la cabeza y las cejas rapadas. La oficina del Sheriff de Fort Bend pidió ofrecer cualquier confidencia al 281-342-8477. Hay una recompensa de 5,000 dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play