Escúchenos en línea

Prometen aumentar diversidad en policía de Chicago

Chicago. EFE. | 11 de Marzo de 2010 a las 00:00
Pastores y líderes comunitarios latinos dijeron este jueves estar satisfechos con el compromiso del superintendente Jody P. Weis de ampliar la diversidad en el Departamento de Policía de Chicago. "Lo único que pedimos es que cada departamento municipal refleje la demografía de Chicago, incluido el de policía", declaró el reverendo Wilfredo de Jesús, de la iglesia New Life Covenant. El pastor Ángel Collazo de la misma iglesia dijo que Chicago tiene tres millones de latinos, que no están representados fielmente en la policía. Según estadísticas del Departamento de Policía de Chicago de 2008, había 15.317 funcionarios de los cuales 2.670 eran latinos, 4.530 afroamericanos y 7.704 anglosajones. Los pastores se reunieron el miércoles con Weis, quien dijo luego en conferencia de prensa que "el tema de la diversidad e inclusión en el Departamento de Policía de Chicago es crítico para todos los que estamos aquí". "Me he comprometido a ampliar la diversidad y representación en los puestos de comando, y a buscar a los funcionarios más calificados de cada grupo para promoverlos a puestos de liderazgo", agregó. "Es todo lo que queremos", respondió el puertorriqueño de Jesús, uno de los referentes de la comunidad latina del norte de Chicago. Weis presentó a cuatro nuevos comandantes latinos del departamento ascendidos la semana pasada: el nuevo jefe de Patrullas de las Áreas 3, 4 y 5, Roberto Zavala; John Escalante como subjefe del Área 5; Linda Flores como comandante del Distrito 14 y Carlos Vélez en la comandancia del Distrito 25. Los pastores, que se habían quejado del retiro de Robert López como comandante del Distrito 25, fueron informados que éste será el nuevo comandante de la Unidad de Casos sin Resolver. El superintendente no mencionó específicamente los reclamos y gestiones realizadas por los religiosos y otros grupos comunitarios que pedían su renuncia y amenazaron con quejarse al alcalde Richard M. Daley. Las protestas comenzaron el año pasado, tras lo cual Weis promovió al latino Juan Rivera como jefe de la división de Asuntos Internos. En ese momento reclamaban que solamente tres de los 25 distritos policiales de Chicago estaban en manos de comandantes latinos, y que ninguno de los cuatro adjuntos del superintendente, o de los siete jefes de departamentos era latino. El superintendente anunció que en el futuro las vacantes de comandante de distrito serán anunciadas abiertamente y que la comunidad será alentada a sugerir nombres de tenientes y capitanes. Además, la división de Recursos Humanos de la policía deberá esforzarse para reclutar más entre las minorías, y anunció que será reimplantado el Foro Multicultural para que haya un mejor diálogo entre el departamento de policía y los líderes comunitarios. "Son pasos iniciales, pero hay mucho para hacer hasta lograr el tipo de inclusión que refleje lo que tiene de mejor nuestra gran ciudad", dijo Weis.

Descarga la aplicación

en google play en google play