Escúchenos en línea

Sindicatos reaccionan por redada masiva de inmigrantes

Agencia AP. Desde Colorado. | 13 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Dirigentes sindicales dijeron este miércoles que las redadas a varias plantas procesadoras de carne, lanzadas debido a una investigación de robo de identidad, fueron masivas y que en una sola de las instalaciones 250 inmigrantes indocumentados fueron detenidos, pero las autoridades aún no divulgan una cifra oficial. En la planta de la empresa en Grand Island, Nebraska, el vocero del sindicato local Mike Mary dijo que hasta 250 trabajadores de un turno de más de 600 fueron detenidos, informó el diario "The Washington Post". Las autoridades, sin embargo, no revelaron ningún nombre. Ni siquiera cuántas personas fueron arrestadas. A la vista sólo se veían decenas de trabajadores siendo subidos a autobuses escoltados por agentes que lanzaron allanamientos simultáneos a plantas de la empresa Swift & Co. en seis estados del país. Fuera del cerco que rodea una de las plantas procesadoras de carne allanadas, Tony García denunció la forma en que agentes federales de Inmigración han sacudido a las familias hispanas. "Necesitamos ayuda... necesitamos respuestas", gritó. García dijo estar preocupado por los niños cuyos padres fueron arrestados en la planta de Greeley. "¿Quién va a recogerlos?", se preguntó. Los allanamientos se realizaron en seis plantas que tuvieron que suspender temporalmente sus operaciones. Se ubican en las ciudades de Greeley, en el estado de Colorado; Grand Island, Nebraska; Cactus, Texas; Hyrum, Utah; Marshalltown, Iowa, y Worthington, Minesota, donde se procesa toda la producción vacuna de Swift y un 77% de su producción porcina. Los allanamientos siguieron a una investigación de 10 meses enfocada en sospechosos de inmigrar ilegalmente que habrían comprado o robado las identidades de otras personas para afianzar empleos en Estados Unidos. "La organización delictiva y sus clientes pulas autoridades federales estén aplicando nuestras leyes de inmigración, a la luz de la crisis de inmigración ilegal que enfrentamos en el país", dijo el senador republicano Wayne Allard, de Colorado, en una declaración. Otros criticaron los arrestos y su efecto en las familias de los detenidos. "Están llevándose a madres y padres. Estamos muy preocupados por los niños", dijo el padre Clarence Sandoval, de la iglesia católica St. Thomas Aquinas en Logan, Utah. "Estoy recibiendo llamadas de las madres, que me dicen que no saben a dónde fueron llevados sus maridos". En México, la Secretaría de Relaciones Exteriores informó en un comunicado que ordenó a sus cónsules en Estados Unidos que pidan a las autoridades garantizarles su acceso a los mexicanos detenidos. "El personal consular tiene instrucciones para realizar entrevistas individuales con cada uno de los connacionales que se hayan visto afectados por esta acción y en todos los casos para verificar que en este proceso sean respetados plenamente sus derechos humanos y para que se les brinde la asistencia, orientación y protección consular a que haya lugar, sin escatimar ningún esfuerzo", agregó el comunicado. El Servicio de Inmigración ha efectuado redadas en plantas de procesamiento de pollo en el sur de Estados Unidos en busca de inmigrantes ilegales. En julio del 2005, aproximadamente 120 personas fueron arrestadas en una planta ubicada en Arkadelphia, Arkansas. Hace tres meses, las autoridades arrestaron a un número similar de inmigrantes ilegales que trabajaban en una planta en Stillmore, Georgia, o vivían cerca de ella.

Descarga la aplicación

en google play en google play