Escúchenos en línea

Gobierno EEUU espera que el Congreso vea reforma migratoria en el 2007

Agencia AP. Desde Washington. | 15 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El secretario de Seguridad Interior Michael Chertoff declaró este jueves que espera trabajar el próximo año con el Congreso en los detalles del programa de trabajadores migrantes, como parte de una reforma de inmigración que quedó truncada en el 2006 por intereses de legisladores republicanos y demócratas en un año electoral. Esta ha sido la primera mención pública de Chertoff de que la reforma pudiera ser abordada en el 2007, en que el Congreso estará controlado por la mayoría demócrata de oposición. "Esperamos trabajar con el Congreso este próximo año para colocar la pieza final de una amplia reforma de inmigración, que es el programa de trabajadores temporales", dijo Chertoff, quien habló en la Universidad George Washington sobre el trabajo hecho por su departamento y la agenda del próximo año. Dirigentes de grupos activistas de inmigración declararon coincidentemente que el presidente George W. Bush tendrá "un papel decisivo" para que el Congreso no sólo incluya en su agenda el tema sino que armonice una posición el próximo año sobre lo que Estados Unidos debe hacer con sus 11 millones de indocumentados. Frank Sharry, director del National Inmmigration Forum (Foro Nacional de Inmigración), recordó el jueves que Bush no ha hablado de inmigración desde su rueda de prensa después de las elecciones del 7 de noviembre, pero aun cuando perdió el control del Congreso se esperaba verlo convertido en "un gran protagonista" del debate. Chertoff dijo que "sólo un programa de trabajadores temporales nos dará la capacidad de enfrentar ese tremendo reto económico que a través de los años ha rebasado una y otra vez todas las medidas de acción policial que el gobierno ha ejecutado en la frontera en busca de la seguridad del país". Indicó que el debate de inmigración fue uno de los temas que ocupó gran parte de la agenda de su departamento en el 2006, aun cuando se trata de un problema que ha estado vigente en Estados Unidos desde hace décadas. "No sólo se trata de un caso de movilización de más militares o más tecnología o mayor acción policial o de cambiar las leyes de trabajadores migrantes", dijo. "Se trata de entender el sistema en su total amplitud". Anunció que desde comienzos del próximo año, el Departamento de Seguridad Interior empezará la implementación de programas de alta tecnología en la frontera, junto con el plan de Bush de duplicar a 18.000 el número de agentes hacia fines del 2008. En el año, aunque Chertoff no lo mencionó, su departamento tuvo también que encarar el debate sobre la construcción de un muro de 700 kilómetros en la frontera con México y la movilización de militares a esa área para reforzar el trabajo de la guardia fronteriza.

Descarga la aplicación

en google play en google play