Escúchenos en línea

Acusan de cargos criminales a 130 indocumentados detenidos en redadas

Agencia Notimex. Desde Cactus, Texas. | 15 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Autoridades migratorias de Estados Unidos acusaron de robo de identidad a unos 130 indocumentados detenidos el pasado martes en la redada a plantas de la compañía procesador de carne Swift, en seis entidades del país. El número de los que enfrentan cargos criminales corresponde a poco más del 10 por ciento de los mil 282 inmigrantes detenidos durante el operativo, que constituyó la redada más grande realizada hasta ahora contra indocumentados en Estados Unidos. Richard Rocha, vocero de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en Washington, advirtió sin embargo que la cifra de acusados aún no es definitiva. Se espera que el número total se incremente conforme las autoridades migratorias continúan con la investigación, indicó el portavoz. Rocha dijo que aún se están analizando las evidencias para determinar qué tipo de cargos y cuántos serán presentados. "Pueden ser por falsificación, fraude, robo de identidad u otros cargos", precisó. Agentes del ICE realizaron el pasado martes incursiones a las plantas de Swift ubicadas en Cactus, Texas; Grand Island, Nebraska; Greeley, Colorado; Hyrum, Utah; Marshalltown, Iowa, y Worthington, Minnesota, donde aprehendieron a mil 282 trabajadores indocumentados. Unos 600 de los detenidos son riginarios de México y el resto procede de Guatemala, Honduras, El Salvador, Perú, Laos, Sudán y Etiopía. Funcionarios consulares mexicanos informaron este viernes que de acuerdo con los datos que se tienen hasta ahora, la mayor parte de los que están siendo acusados de robo de identidad, no son inmigrantes originarios de México. Enrique Hubbard, cónsul de México en Dallas, Texas, precisó que de los 295 inmigrantes detenidos en la planta de Swift en Cactus, 80 son mexicanos, 14 de ellos mujeres. Indicó que de los 80 mexicanos detenidos en Cactus, 72 se apegaron a la deportación voluntaria y ya han sido enviados a México. Los ocho restantes fueron remitidos al Centro de Detención de Inmigración en Haskell, Texas, por tener diversas faltas administrativas relacionadas con inmigración, como el haber ingresado después de haber sido deportados del país. "Mi primera lectura es que la investigación por robo de identidad no se está enfocando a mexicanos", señaló Hubbard. El ICE informó el pasado miércoles que los indocumentados obtuvieron las identidades de otras personas a través de una banda de traficantes de documentos, dedicada a vender tarjetas de seguro social e incluso actas de nacimiento. Una buena parte de las identidades robadas pertenecerían a ciudadanos estadounidenses originarios de Puerto Rico. Las autoridades migratorias iniciaron la investigación en febrero pasado, luego de encontrar evidencias de que cientos de trabajadores indocumentados estarían utilizando las identidades de estadounidenses para obtener empleo en las instalaciones de Swift. La mayoría de los detenidos en las redadas están siendo procesados en distintas partes del país por faltas administrativas de inmigración, para después ser deportados a sus lugares de origen. Hubbard apuntó que en el caso de los inmigrantes mexicanos detenidos en Cactus, 72 se aegaron a la repatriación voluntaria y retornaron a México a través de la frontera de El Paso. El consulado de México en El Paso reveló que, hasta este viernes, 89 mexicanos detenidos en las plantas de Swift en Texas y Colorado han sido repatriados por ese cruce internacional. Socorro Córdova, vocera del consulado de México en El Paso, refirió que las autoridades mexicanas están ayudando con pasajes de autobús y vales de comida a los conacionales que están siendo deportados a su país. Córdova informó que otros mexicanos detenidos en las redadas del martes están siendo repatriados por la frontera de Nogales, Arizona.

Descarga la aplicación

en google play en google play