Escúchenos en línea

Redadas de trabajadores ilegales podrían afectar precios de la carne

Por Roxana Hegeman, Agencia AP. Desde Wichita, Kansas. | 15 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Los trabajadores indocumentados podrían no ser los únicos que sufrirán las consecuencias de las redadas en seis plantas procesadoras de carne de esta semana. Su impacto puede llegar a los consumidores y a la propia industria de la carne, ya que algunos expertos advierten que se podría producir una escasez de trabajadores, un aumento en los costos y, a la larga, un incremento en los precios de la carne. Algunos analistas creen que las redadas de plantas procesadoras de carne buscan demostrar que el gobierno está en condiciones de hacer cumplir las leyes de inmigración en los sitios laborales, en momentos en que se estudian reformas tendientes a contener la llegada de extranjeros indocumentados. "La industria de procesamiento de carne depende de una fuerza laboral ilegal", comentó Mark Reed, quien fue director regional del servicio de inmigración y ahora tiene un negocio de asesorías, Border Management Strategies, en Tucson, Arizona. Toda industria que requiere de muchos empleados, desde la hotelera hasta la industria de la construcción y la agricultura, sufrirá efectos similares, señaló. Si se mantienen las redadas en busca de indocumentados, ello podría reducir los precios que se paga a los hacendados y aumentar los precios al consumidor, según James Mintert, economista especializado en temas agrícolas de la Universidad Estatal de Kansas. También mermaría la cantidad de trabajadores disponibles, lo que colocaría a la industria de la carne de Estados Unidos en una posición similar a la canadiense, donde se pagan sueldos muy altos dado que no hay acceso a la fuerza laboral extranjera, que es más barata. "Uno termina pagando más", señaló Mintert. Swift dijo que operaba a un ritmo más lento desde la detención de casi 1.300 empleados en plantas de seis estados el martes. Mintert indicó que la actividad en los matadores se redujo en un 9% en un principio, pero que datos del Departamento de Agricultura indican que se recuperó rápido. "Da la impresión de que lo que sucedió tuvo un impacto limitado, de un día", manifestó. No está claro qué impacto tendría la reducción de la cantidad de personal extranjero disponible debido a la campaña del gobierno para frenar la inmigración ilegal. "Si el precio de la carne sube un poco, ¿cuál es el problema? No hay nada más costoso que la mano de obra barata porque pagamos por esa mano de obra de otras formas: impuestos más altos, seguros más caros", afirmó Mark Krikorian, director ejecutivo del Centro de Estudios de la Inmigración. Kevin Good, analista de la empresa Cattle Fax de Denver, opinó que el impacto que puedan tener las redadas en la industria cárnica será a corto plazo, ya que otras plantas se llevarán el ganado excedente.

Descarga la aplicación

en google play en google play