Escúchenos en línea

Gobierno salvadoreño fomenta retorno de su diáspora en EEUU

Washington. laopinion.com | 15 de Abril de 2010 a las 00:00
Los planes son ambiciosos: persuadir a la diáspora salvadoreña en Estados Unidos acerca de las oportunidades y facilidades de inversión, turismo, atención médica y retiro en el terruño. Tal es la apuesta del gobierno de El Salvador, y para ello van con todo: esta semana arribará a Los Ángeles una comisión de alto nivel del gobierno de Mauricio Funes para hablar sobre las condiciones -y las garantías- para hacer negocios y afincarse en ese país. El grupo es presidido por el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Francis Hato Hasbún, al que se considera la mano derecha del presidente Funes, e incluye al director de Migración, Rubén Alvarado, y el jefe de la Policía Nacional Civil (PNC), Carlos Ascencio. De manera concurrente, la misión coincidirá con la llegada a esta ciudad del embajador salvadoreño en Washington, Francisco Altschul. En la tarde del sábado se reunirán con empresarios salvadoreños. La cita forma parte de lo que el Cónsul General de El Salvador en Los Ángeles, Walter Durán, definió como una "experiencia piloto", en la que también se busca la inclusión de hombres y mujeres de negocios latinoamericanos y estadounidenses. "Vienen unos programas muy específicos, muy atractivos y muy visionarios que se van a lanzar como línea de gobierno", prometió el representante diplomático en rueda de prensa. Se reunió recientemente con los directores de las cámaras de Comercio de Nicaragua y El Salvador en California, COCANACA y CCESC, respectivamente, para allanar el camino a los planes mencionados. La inclusión del jefe de la PNC en la delegación salvadoreña no es casual. Persigue convencer a los empresarios de que existe un plan creíble y eficaz para protegerlos a ellos y sus inversiones en El Salvador. "En cada reunión que tenemos con los empresarios la seguridad es la primera pregunta que sale, la pregunta básica", explicó Durán. Pero también les preocupa la apertura de mercados y la creación de mecanismos por parte del Estado para garantizarles condiciones de competencia equitativa frente a los grupos económicos dominantes, como han expresado gentes de negocios entrevistados por La Opinión. La seguridad pública es además esencial para los salvadoreños que potencialmente podrían jubilarse en su país de origen, una posibilidad que no sólo encierra valor afectivo, sino además trascendencia económica por los ingresos que los jubilados de esa diáspora aportarían a la economía. Durán afirmó que el gobierno de Funes está preparándose para esa posibilidad. "Este es un tema que desde la Cancillería se empezó a tocar en cooperación con otras instituciones del Estado". La Secretaría Técnica de la Presidencia, dijo, está estudiando una reforma al sistema de pensiones con ese fin. En Estados Unidos residen alrededor de dos millones de salvadoreños y la mayoría de ese contingente llegó en los años 80, durante los años de la guerra civil salvadoreña. Una buena porción de ellos va a jubilarse en los próximos diez o 20 años. Uno de los elementos de la iniciativa gubernamental con respecto a los salvadoreños en el exterior, según el cónsul, sería garantizar la cotización de trabajadores salvadoreños en el extranjero para hacer posible que reciban su pensión en El Salvador. Durán aseguró haber abordado la viabilidad de extender la cobertura de la institución a los expatriados con el director del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS). Las cámaras salvadoreña y nicaragüense, por otro lado, se han planteado explotar mejor las ventajas creadas por el Tratado de Libre Comercio de América Central (TLCAN), que según ellos no les ha beneficiado hasta ahora. La cita de la misión del gobierno salvadoreño y los empresarios tendrá lugar el sábado a las 6:00 p. m. en el local del Sindicato de Empleados de Servicios (SEIU). La dirección es 828 W. Washington Blvd., Los Ángeles, Ca 90015.

Descarga la aplicación

en google play en google play