Escúchenos en línea

La ONU pide respeten derechos de millones de emigrantes

Agencia EFE. Desde Ginebra, Suiza. | 16 de Diciembre de 2006 a las 00:00
La ONU hizo este sábado un llamamiento a la comunidad internacional para que garantice el respeto de los derechos de los más de 190 millones de emigrantes que hay en el mundo, con independencia de su situación legal, y reconozca su importante contribución económica y social. En su declaración con motivo de la celebración el próximo lunes del DÍa Internacional del Migrante, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Louise Arbour, afirma que la población emigrante "constituyen una parte esencial de la fuerza laboral de los paÍses que les reciben, al hacer a menudo el trabajo que otros desprecian y al demostrar una gran iniciativa". Además, enriquecen culturalmente los paises en los que viven, al "abrir una puerta a mundos que de otro modo estarÍan muy lejanos" y "sirviendo de puente entre personas en un mundo cada vez más globalizado", añade. Sin embargo, la ONU reconoce que ambos aspectos reflejan sólo una parte de la situación real, porque, en palabras de Arbour, también implica "explotación, exclusión, discriminación, abuso, violencia y otras violaciones de los derechos humanos". "Los emigrantes a menudo terminan aceptando trabajos peligrosos e insalubres, con pocas posibilidades de exigir compensaciones cuando se producen esos abusos", lamentó. Otros riesgos a los que a menudo se enfrentan son las redes de contrabando y del crimen organizado, advierte la ONU. "No debemos escatimar esfuerzos para erradicar el tráfico humano, proteger a quienes puedan caer presas de esas redes de contrabando y responsabilizar a quienes se benefician del sufrimiento humano", precisa la Alta Comisionada. El objetivo último debe ser, según la ONU, que estas personas disfruten de sus derechos, "con independencia de que su situación sea regular o irregular". Entre esos derechos figuran la protección, el trato no discriminatorio, el acceso a una información adecuada para que el emigrante pueda decidir sobre su futuro y a integrarse en el paÍs de acogida. Para facilitar la consecución de esos retos, Arbour insta a la comunidad internacional a ratificar la Convención para la Protección de los Derechos de todos los Trabajadores Migrantes y sus Familias", que sólo sido suscrito 34 paÍses. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) considera necesario crear un fondo de evacuación para situaciones de emergencia que permita facilitar alimentos, medicinas, albergue provisional, asistencia consular y de inscripción a los emigrantes en situación precaria antes de su evacuación. La OIM señala que "a pesar de la aportación esencial de los emigrantes al desarrollo de la economÍa mundial, en épocas de conflicto casi nadie se acuerda de ellos". "Cada vez que los emigrantes se hallan atrapados en situaciones de conflicto, la capacidad de la OIM de prestarles ayuda depende de la recaudación de fondos que suele tomar tiempo, causando, entretanto, mayor dolor y ansiedad a quienes solicitan asistencia", lamenta la organización.

Descarga la aplicación

en google play en google play