Escúchenos en línea

Republicanos piden 3.000 soldados entre Arizona-México

Washington. Agencias. | 19 de Abril de 2010 a las 00:00
Dos senadores republicanos del estado de Arizona (suroeste), el ex candidato presidencial John McCain y Jon Kyl, pidieron este lunes el envío de 3.000 soldados a la frontera con México, ante lo que calificaron de incremento "espectacular" de la violencia. En un plan de 10 puntos presentado ante la prensa, ambos legisladores piden además otros 3.000 agentes de la Patrulla Fronteriza, reforzar la valla de seguridad que construye Estados Unidos en la frontera con México, y aumentar el número de drones y sistemas de vigilancia móviles. "La violencia ha aumentado de forma espectacular en los últimos dos años" advirtió McCain a los periodistas, junto a Kyl y a dos sherifs de la zona fronteriza. "Tenemos que empezar mediante el envío de otros 3.000 Guardias Nacionales", añadió. El senador dio como ejemplo de esa violencia, relacionada con la sangrienta guerra del narcotráfico en México, la reciente muerte a balazos de un granjero. "Los que están cruzando la frontera están crecientemente armados", añadió McCain. Del millón de personas detenidas el año pasado cruzando la frontera ilegalmente, 600.000 fueron interceptadas en el estado de Arizona. El 17% de esos detenidos tenían antecedentes penales en ese mismo estado, recalcó McCain. "La gente está harta", enfatizó Kyl. McCain, senador por Arizona desde 1982, se enfrenta a una cerrado duelo interno para las elecciones de noviembre ante un candidato independiente y ultraconservador, JD Hayworth, según los sondeos. El Partido Republicano espera darle la vuelta a la actual mayoría demócrata en el Congreso estadounidense, pero para ello necesita convencer a los votantes que han ido a engrosar las filas del denominado Tea Party, un movimiento muy conservador e independiente, crítico con el gobierno federal. El Congreso de Arizona estudia aprobar actualmente una dura ley antiinmigrante, que por primera vez en todo el país declararía automáticamente un delito estatal no tener los papeles en regla. McCain, que hace tres años defendió una reforma migratoria en Estados Unidos, calificó este proyecto de ley en su estado de "un importante paso adelante".

Descarga la aplicación

en google play en google play