Escúchenos en línea

Gobernador de Iowa futiga cacería de indocumentados

Agencia AP. Desde Marshalltown, Iowa. | 20 de Diciembre de 2006 a las 00:00
El gobernador de Iowa, Tom Vilsack, quien ya anunció su candidatura a la presidencia de Estados Unidos, fustigó la forma en que agentes federales de inmigración manejaron una reciente redada contra inmigrantes indocumentados en plantas empacadoras de carne en seis estados, incluida una en esta ciudad. El gobernador dijo que la operación simultánea comprueba la necesidad que tiene Estados Unidos de una reforma seria a sus leyes de inmigración. Durante una reunión con líderes comunitarios de Marshalltown el martes, Vilsack prometió que varias agencias estatales, como el Departamento de Servicios Humanos, ayudarán a las familias afectadas, sobre todo a los niños que no saben a dónde fueron llevados sus padres. Agentes federales detuvieron el 12 de diciembre a unos 90 trabajadores en la planta de Swift & Co. de esta ciudad como parte de un dispositivo nacional contra inmigrantes sin documentos de residencia legal. Muchos trabajadores fueron deportados de inmediato a México o transferidos a otros estados para continuar su procesamiento. Vilsack se comprometió a buscar la ayuda del presidente George W. Bush, el secretario de Seguridad Interior Michael Chertoff y los legisladores de Iowa a fin de localizar a los detenidos e informar de su paradero a sus familias. Armando Villareal, director de la Oficina de Asuntos Latinos del estado, dijo que algunos de los trabajadores firmaron bajo presión documentos de deportación, porque les dijeron que serían procesados penalmente si no lo hacían. "Ellos se han ido y no sabemos si todavía están en el país", afirmó Villareal, quien asistió a la reunión. La redada fue parte de una serie de arrestos en plantas de Swift en Hyrum, Utah; Worthington, Minesota; Cactus, Texas; Grand Island, Nebraska; y Greeley, Colorado. En total fueron detenidos unos 1.300 inmigrantes indocumentados. La operación fue criticada por grupos defensores de los derechos humanos después de que las autoridades federales impidieron inicialmente que los trabajadores detenidos hablaran con sus familias. Vilsack dijo que le gustaría que el gobierno federal enfrentara el problema de raíz. "Desde hace mucho tiempo hace falta en este país un sistema que le permita a las personas la oportunidad de obtener una situación jurídica legal en este país", señaló.

Descarga la aplicación

en google play en google play