Escúchenos en línea

Latino fugitivo desde 2008, señalado de fraude, se entrega a FBI

Miami. EFE. | 11 de Mayo de 2010 a las 00:00
Un latino acusado de fraude al programa federal de salud Medicare y que estuvo fugitivo desde 2008 se entregó a agentes de la Oficina de Investigaciones Federales (FBI) de EEUU en el aeropuerto internacional de Miami. José García, de 55 años, se entregó el lunes y este martes compareció ante el juez William C. Turnoff que ordenó su detención hasta que se resuelvan los cargos pendientes en su contra, según la Fiscalía Federal del distrito sur del estado de Florida. El hombre junto con Nayda Freire fueron acusados en 2008 de presuntamente conspirar entre abril y noviembre de 2003 para tramitar ante el Medicare el pago de reclamaciones falsas por unos 10,9 millones de dólares por supuestos servicios a pacientes con SIDA de Global Med-Care Corporation, una clínica operada por ellos. Ambos afrontan cargos de conspirar para cometer fraude contra Estados Unidos; para presentar falsas reclamaciones al Medicare y pagar sobornos y de lavado de dinero, entre otras acusaciones. Freire se declaró culpable en agosto del 2008 de un cargo de conspiración para cometer fraude contra el Medicare y fue sentenciada a dos años de cárcel, dos años de libertad supervisada cuando cumpla con su condena en prisión y restituir 7,9 millones de dólares al Medicare. En el documento judicial del caso se indica que los pacientes de la clínica recibían sobornos en dinero efectivo a cambio de que permitieran al centro médico enviar facturas al Medicare por servicios que no eran necesarios. Freire admitió que al recibir los pagos del Medicare, fueron transferidos aproximadamente 6 millones de dólares a empresas fantasmas de administración, comercialización e inversión de propiedad de los hermanos Carlos, Luis y José Benítez, de acuerdo con la Fiscalía Federal. Los Benítez junto con Thomas McKenzie fueron acusados por separado de lavado de dinero y fraude al sistema de salud por un monto de 109 millones de dólares. McKenzie se declaró culpable de conspirar para cometer fraude contra el sistema de salud y de presentar falsas reclamaciones al Medicare. Un juez lo condenó a 14 años de prisión, tres años de libertad supervisada y pagar 84 millones de dólares al Medicare. Los hermanos Benítez están fugitivos. Desde marzo de 2007, las autoridades han logrado acusar a más de 560 personas en siete distritos de Estados Unidos por presentar falsas reclamaciones al Medicare por un monto de más de 1.200 millones de dólares.

Descarga la aplicación

en google play en google play