Escúchenos en línea

Inmigrantes expresan apoyo a ecuatoriano en huelga de hambre

Nueva York. EFE. | 14 de Mayo de 2010 a las 00:00
Un grupo de inmigrantes manifestó este viernes su apoyo al ecuatoriano Osvaldo Cabrera, que hace cinco días mantiene una huelga de hambre en una iglesia luterana de El Barrio latino de Harlem. Entre las que se solidarizó con Cabrera estuvo Paola Leiva, quien viajó desde la ciudad de Union City en Nueva Jersey, junto a sus cuatro hijos, dos de ellos nacidos en Honduras, su país de origen. Leiva tenía una orden de deportación para el 3 de marzo de 2009, pero gracias a la evidencia médica presentada por Cabrera a través de la Coalición Latinoamericana Internacional, que fundó y dirige, se logró detener la acción. La mujer estaba en libertad con un grillete electrónico, que le fue retirado también el año pasado, debido a que ha cumplido el requisito de acudir periódicamente ante las autoridades de Inmigración, mientras se revisa su caso. "Vine desde Union City a apoyarle porque me ha ayudado. Hace tiempo que estoy con la Coalición y gracias a sus gestiones me quitaron el brazalete y pararon la orden de deportación", afirmó a Efe Leiva, madre de Eric, de 14 años, Víctor de 8 y Yosanis Castro de 5 años, quienes nacieron en Honduras, y de Dargelin Umanzor, la única de sus hijos que nació en EEUU. Cabrera inició la huelga de hambre el pasado lunes en reclamo de se apruebe este año una reforma migratoria y en repudio de la nueva ley de Arizona que criminaliza la emigración indocumentada, de la que dijo es una vergüenza para este país. Para el activista, la gobernadora de Arizona, Jan Brewer "es una persona non grata". Con su huelga de hambre también pide que un grupo de congresistas y senadores de EEUU, a los que no ha identificado, reciban a un grupo de niños cuyos padres fueron deportados, como se les ha pedido. Sin embargo, ninguno de ellos estuvo en la iglesia, como anunció previamente Cabrera a los medios. El guatemalteco César Ordoñez, quien vive en El Barrio, también acompañó al activista con los niños Katherine y Kevin, de 14 y 11 años, hijos de sus amigos Víctor y Yesenia, quienes por ser indocumentados tuvieron temor de acudir a la iglesia, según dijo a Efe. "Ellos me pidieron que trajera a los niños, que cuando se enteraron de lo que hacía Osvaldo le dijeron a sus padres que también querían hacer una huelga de hambre, y se les dijo que no podían", aseguró. Un grupo de payasos mexicanos, de Queens, también han acudido varios días a la iglesia para compartir con Cabrera, quien desde el lunes sólo ingiere agua, y aunque se siente un poco débil, aseguró que continuará "en pie de lucha". Cabrera recibió el jueves la visita de representantes del gobierno de su país.

Descarga la aplicación

en google play en google play