Escúchenos en línea

Historias navideñas desde el aeropuerto de Barcelona

BBC Mundo. Desde Barcelona, Catalunya. | 22 de Diciembre de 2006 a las 00:00
Cada año, por estas fechas, las aerolíneas que viajan de Europa a Latinoamérica se llenan de miles de inmigrantes que después de varios años lejos de sus familias regresan a pasar Navidad en sus países de origen. Gabriela Torres, de BBC Mundo, estuvo en el aeropuerto de El Prat, en Barcelona, España, para recoger las historias de Navidad de algunos de estos viajeros.

Meli Aceituno, de Honduras

Se reunirá con sus hermanos, su abuela y el resto de su familia en Honduras. "Yo soy de Honduras y de momento pienso estar allí un mes nada más, así que los únicos planes que tengo es ver qué puedo hacer por mi familia. La verdad es que para lo que sea útil, allí estaré. En mi país está mi madre, perdón, están mis hermanos, que son los que voy a ver porque lastimosamente mi madre ya no está que es a la que me hubiese dado más ilusión ver. Pero me conformo con ver a mis hermanos, a mi abuela y a toda, toda mi familia. La verdad es que estoy muy emocionada y espero que todo salga bien. Extraño muchas cosas de mi país, principalmente los lugares turísticos como las playas. El clima también se extraña porque es templado, o sea que todo el tiempo es como verano. También están los platos típicos de Honduras, como los tamales, las torrejas que se comen en todas las navidades, las rosquillas en miel y bueno, muchos, mucho platos ricos".

Fabián Palacios, de Colombia

Vuelve a su país donde verá a su madre y a sus hijos después de seis años. "Yo soy de Colombia y estoy súper, súper contentísimo porque voy a mi país a ver a mis hijos, a mi santa madrecita que la quiero mucho, mucho, mucho y a toda mi familia, mis amigos. Voy a pasar un mes muy bueno, y la ilusión más grande para mí son mis hijos y mi mamá y toda mi familia que hace seis años que no los veo. Desgraciadamente no se pudo viajar antes por falta de papeles, pero ahora gracias a mi Dios conseguí los papeles para poder viajar y estoy súper, súper contentísimo. A ver, no llevo regalos de aquí porque me gusta comprar en mi país. Lo poquito que yo me voy a gastar aquí, me lo gasto en mi país. Lo que llevo de aquí son puros detallitos de aquí todos pequeños. Los grandes son de mi país y a ver, la parranda que nunca falta y la música, sus traguitos y las amistades, todo muy bueno. Allá (en Colombia) hay muchas comidas que anhelo, pero ahora creo que unos frijoles con arroz y chicharrón, plátano, chorizo, huevo ¡todo, todo, todo eso! ¡ufff! ¡Me muero! Aquí es un poco difícil para nosotros hacer eso y para uno comer eso tiene que ir a un bar colombiano. ¿ Pero no hay como lo de su país, hecho por su familia, con amor y todo eso. Las navidades allá son mundiales, con música, con matada de marrano, con todos los compañeros en la misma calle haciendo fiesta, gozando, bailando; pasando muy bueno, muy bueno, muy bueno".

Urani Mendoza, de Ecuador

Regresa por primera vez en seis años a pasar Navidad con los suyos en su país de origen. "Soy de Ecuador y hace seis años que no paso Navidades con mi familia y eso se añora mucho y se les echa mucho en falta para que estén con mis hijos. La Navidad allá es un día muy especial porque se reúne toda la familia, se hace una cena muy grande y estamos todos allí reunidos para recordar las cosas buenas y las cosas malas. Bueno, más que las malas recordamos las buenas, porque hace mucho que no estamos allí y todos están muy contentos de que vayamos. Así que nos reunimos todos, a las doce de la noche es cuando cenamos, y comemos hasta que te pones a bailar y estás un rato allí disfrutando hasta los dos o tres de la mañana que es cuando cada uno se va a su casa. Para comer hay pavo horneado, también hacemos la gallina o el cerdo al horno. Según la región se hace una comida u otra, es diferente. En mi región se hace el pavo, la gallina, el pato al horno o el pescado horneado. También hacemos un plato muy típico que es el "condumio", pan dulce humedecido y lleva pasas, nueces, vino blanco, pollo; y todo eso se mete en el horno, esto es como decir el entrante. La verdad es que lo pasamos muy bien... ¡je!

Descarga la aplicación

en google play en google play